El mayor brote de coronavirus desde que comenzó la pandemia en Tailandia

Tailandia, uno de los países que mejor ha frenado el coronavirus en el mundo, comenzó a realizar pruebas a miles de personas para detener el mayor aumento de infecciones que ha tenido el país desde que comenzó la pandemia.

En la tarde del sábado 19 de diciembre se anunció un cierre en la provincia de Samut Sakhon, que limita con la capital Bangkok al suroeste y tiene una población de unos 500.000 habitantes. El cierre, que durará hasta el 3 de enero, se decidió tras el descubrimiento de un brote vinculado al mercado central de pescado de la ciudad de Samut Sakhon, capital de la provincia homónima. Declararon un toque de queda de 10 pm a 5 am y la gente no podrá moverse fuera de la provincia: por seguridad, incluso en Bangkok, los eventos planeados para las celebraciones de Año Nuevo han sido cancelados.

Las infecciones se registraron casi todas entre los trabajadores migrantes del mercado, en su mayoría procedentes de la vecina Myanmar, donde la epidemia no se ha mantenido bajo control (más de 115.000 infecciones), a diferencia de lo que ha ocurrido en Tailandia hasta la fecha. El sábado, 548 personas dieron positivo en la prueba del coronavirus, el número más alto del país, de 1.192 pruebas. El porcentaje entre los positivos y los hisopos es muy alto (alrededor del 43%) y las autoridades tienen previsto realizar pruebas a unas 40.000 personas, centrándose principalmente en los miles de trabajadores migrantes del mercado.

Antes del sábado, menos de 4.300 casos habían sido reportados en Tailandia desde que el brote comenzó, y hasta ahora 60 personas han muerto a causa del COVID-19. El país había logrado controlar los casos gracias al estricto y oportuno cierre de las fronteras y la vida había vuelto a la normalidad, aunque con importantes daños económicos para la industria del turismo. Toda persona que entre a Tailandia debe someterse a una cuarentena de 14 días y a múltiples hisopos, pero muchas personas llegan ilegalmente todos los días desde la frontera de 2.400 kilómetros con Myanmar y no están registradas.

También puedes leer: Coronavirus: las marcas en la piel que deben preocupar: el descubrimiento de los médicos