LifeStyle

El mejor método para quitar las etiquetas de las botellas o frascos de vidrio

Es importante aprender a reutilizar y aprovechar al máximo las botellas y envases para poder ayudar al medio ambiente y ser sostenibles en el ámbito de recursos en el hogar, además de ahorrar dinero.

De hecho, la mayoría de las personas suelen deshacerse de los envases una vez han vaciado su contenido original, pese a que siguen siendo utilizables para guardar nuevos alimentos u objetos de valor, eso sin mencionar su amplia gama de posibilidades en el ámbito de decoración y manualidades. En la mayoría de casos, la gente suele deshacerse de ellos porque tienen imágenes, escritos diversos y marcas pegadas en la superficie, cosa que vamos a solucionar hoy.

Empecemos diciendo que, para quitar las etiquetas de papel más sencillas, basta con someter los envases a un ciclo normal en el lavavajillas con remojo a alta temperatura y luego retirarlos con los dedos, verás que es muy sencillo. Pero ¿Qué hay de las manchas más difíciles?

¿Cómo eliminar las etiquetas por medio de la inmersión?

El sistema de inmersión es uno de los más sencillos y no requiere del uso de lavavajillas o de productos químicos, pero, es importante saber que es un método especial para retirar etiquetas que no han sido adheridas a las botellas o tarros con pegamentos especiales que algunas empresas usan en sus etiquetas.

Es un método bastante simple, solo consiste en sumergir los envases en agua caliente con un poco de líquido lavavajillas o jabón para lavar platos de cualquier tipo, haciendo que el líquido caliente entre también dentro de las botellas. Una vez ya estén llenas, déjalas en remojo durante toda una noche, en la mayoría de casos las etiquetas podrán ser fácilmente retirables a la mañana siguiente.

Si el envase que se quiere retirar la etiqueta es delicado o tiene muchos adornos y elementos hechos de distintos materiales que impiden su inmersión, puedes pasar durante 20 minutos un paño humedecido con la mezcla de agua caliente y detergente solo sobre la etiqueta para no mojar el resto.

¿Qué otras alternativas existen para retirar las etiquetas más resistentes?

Cuando el método de inmersión ha fallado, seguramente se trate de una etiqueta hecha con una película de plástico especial o que se haya pegado al envase usando bobinas autoadhesivas.

¿Qué es un pelador de etiquetas y como se usa?

En el mercado se pueden encontrar sprays especiales a base de limoneno, sin silicona y que contiene sustancias limpias que no liberan residuos contaminantes en el medio ambiente para retirar las etiquetas más violentas.

Este tipo de productos son útiles para remover imágenes pegadas en superficies de vidrio, plástico y metal, es una de las alternativas más confiables y que ahorran tiempo de todos. Su uso es sencillo y práctico, solo basta con rociarlo directamente sobre la etiqueta, esperar unos minutos y retirarla usando una esponja, en caso de que queden restos de pegamento, realiza una segunda aplicación para que los residuos se vayan por completo.

Aunque este sea sin duda el método más eficaz y rápido, también existen otras alternativas caseras que son eficaces, aunque puede que no de la misma forma que la que acabamos de analizar:

Usar un secador de pelo.

Esta alternativa es útil para ablandar los adhesivos puestos por bobinas autoadhesivas, solo tienes que poner el secador de pelo a máxima potencia sobre la etiqueta seca durante 1 minuto. Al calentar el pegamento, será más fácil arrancar la etiqueta, te recomendamos no usar los dedos y usar una espátula o la parte plana de un cuchillo.

El segundo método, bien conocido por las abuelas, consiste en colocar agua caliente en el envase hasta el borde superior de la etiqueta se desprenda y nos permita separarla completamente con el uso de los dedos.

El tercer método consiste en colocar las botellas de vidrio directamente sobre una llama para desprender la etiqueta fácilmente, pero es importante no exponerlas demasiado al calor por el riesgo a que puedan explotar.

¿Cómo eliminar los restos de pegamento de las botellas y tarros?

Cuando ya se han retirado las etiquetas, solo queda eliminar los restos de pegamento para que el proceso quede completamente listo, evitando también los restos de papel que no salen con facilidad. Para tratar esto, puedes usar un producto desengrasante, aplicándolo sobre la zona afectada durante 3 minutos, para luego limpiar usando un poco de agua tibia o caliente.

Si prefieres usar sustancias 100% naturales, prepara una mezcla hecha con una cucharada de aceite y una cuchara de bicarbonato de sodio para eliminar el pegamento de varios materiales, solo tienes que frotarlo bien sobre los restos pegajosos y dejarlo actuar durante una hora para que el pegamento se afloje.

Publicaciones relacionadas