Cocina, recetas y alimentos

El método definitivo para descongelar la carne rápidamente

La carne es un alimento que aporta muchos nutrientes a nuestro organismo. Es nuestra principal fuente de vitamina B12, la cual nos ayuda a metabolizar proteínas, a formar glóbulos rojos y a darle mantenimiento al sistema nervioso central. Asimismo, es rica en zinc, ayudando a proteger a nuestro organismo contra el daño oxidativo, a la cicatrización de la piel y a crear hemoglobina. También aporta hierro, un elemento importante para mantener un adecuado transporte de oxígeno en nuestra sangre. Del mismo modo, la carne tiene un alto porcentaje de proteínas que son esenciales, ya que facilitan la formación de células en el cuerpo y contribuyen también en el proceso regenerativo. Sin embargo, no hay que olvidar nuestra responsabilidad con las porciones y la frecuencia con la que se debe consumir este alimento. Por ello, parte fundamental de su proceso de preparación es el momento en que se descongela. 

Se trata de un método increíble para descongelar carne y otros alimentos: obtén resultados en tan solo 5 minutos

Para nadie es un secreto: el mejor método para descongelar alimentos como la carne es colocar la loncha, el filete o la pieza entera que vayamos a cocinar directamente en un plato, meterlo en el frigorífico y esperar pacientemente el tiempo que haga falta para que el hielo se deshaga sin afectar las cualidades del alimento y se garantice un resultado natural y sobre todo seguro. La carne cruda tiende a ser peligrosa debido a la proliferación de bacterias, por lo que recurrir a los métodos de la «abuela» o del microondas no se convierten en una opción que podamos recomendar sin que aumente el riesgo de efectos secundarios no deseados. Sin embargo, en muchas ocasiones el tiempo con el que contamos es poco. ¿Qué podemos hacer en estos casos?

El día de hoy te recomendamos seguir el método de la «olla», por si te lo preguntas, no, no se trata de hervir lo que vamos a comer, y mucho menos se trata de poner los alimentos congelados directamente en agua hirviendo, lo que vamos a hacer es aprovechar la fuerza del metal, el cual capta con mucha rapidez la sensación de calor, asegurando que la carne o el pescado se descongele en mucho menos tiempo. Este truco se recomienda especialmente cuando lidiamos con alimentos que tienen una forma más o menos plana y, por tanto, cuentan con una superficie lisa y homogénea, como pueden ser los filetes, los filetes de ternera, el atún y el salmón.

¿Cómo se realiza este truco?

Lo primero que debes tener en cuenta es que la carne que se va a descongelar debe estar bien cerrada dentro de una bolsa de plástico transparente o en una bolsa de congelación clásica, tampoco debe entrar agua, por lo que podríamos utilizar bolsas de vacío, sellando con mucho cuidado la apertura.

Comienza colocando el filete en un plato, ahora, coloca una sartén metálica encima cubriendo la superficie y la llenaremos de agua caliente pero no hirviendo. Como ya mencionamos, el metal permitirá que los alimentos se calienten uniformemente y se descongelen en cuestión de unos pocos minutos. Debes esperar unos 10 minutos y repetir la operación por el otro lado del alimento. En caso de que el interior siga congelado, puedes sumergir la carne en agua y sellarla durante unos minutos más. Este es un método de emergencia que te será muy útil sin importar la situación, anímate a probarlo.