Actualidad

El nuevo ciclo solar podría ser el más fuerte jamás registrado

Ciclos solares, es por esto que según un conocido astrofísico un ciclo de una intensidad nunca antes vista podría comenzar.

Según el astrofísico McIntosh podría ser el ciclo solar con una fuerza impredecible

El sol podría entrar pronto en una fase crucial. Según los nuevos pronósticos, el próximo máximo en sus ciclos de actividad podría estar entre los más intensos jamás vistos. Esto está en contradicción directa con los pronósticos oficiales de la NASA y la NOAA. Los científicos han estado trabajando durante años en los futuros ciclos de actividad solar y ha habido vehementes desacuerdos entre los astrónomos de diferentes opiniones. «Los científicos se han esforzado por predecir tanto la duración como la fuerza de los ciclos de las manchas solares porque carecemos de una comprensión fundamental del mecanismo que impulsa el ciclo», comentó en Física Solar el físico solar Scott McIntosh, del Centro Nacional de Investigación Atmosférica de los Estados Unidos.

Los ciclos solares

«Si nuestra predicción resulta correcta, tendremos pruebas de que nuestro marco para entender la máquina magnética interna del Sol va por buen camino». De hecho, la compleja variabilidad en los niveles de actividad del Sol está estrechamente ligada al campo magnético. Cada 11 años, los polos del Sol cambian de lugar; el sur se convierte en norte y el norte en sur. No está claro qué determina estos ciclos, pero sabemos que los polos cambian cuando el campo magnético es más débil. Hoy sabemos que el campo magnético del Sol controla su actividad. Una vez que los polos se han intercambiado, el campo magnético se fortalece y la actividad solar aumenta hasta un máximo solar antes de debilitarse para el siguiente cambio polar. En general, seguimos los mínimos solares vigilando de cerca la actividad solar y trabajando después de que haya ocurrido. Basado en esta métrica, el mínimo solar más reciente ocurrió en diciembre de 2019. Estamos en el 25º ciclo solar desde que comenzaron los registros, dirigiéndonos hacia un máximo solar.

La tesis de McIntosh

De acuerdo con la NASA y la NOAA, este debería ser un máximo sin excesos importantes, con un pico de manchas solares de alrededor de 115 manchas solares en julio de 2025. Un ciclo similar al ciclo solar 24, que tuvo un pico de 114 manchas solares. Una opinión no compartida por McIntosh y sus colegas, muy escépticos de las predicciones de la NASA. En 2014, McIntosh y sus colegas publicaron un documento que contenía sus observaciones del Sol en un ciclo de 22 años. Durante mucho tiempo se ha considerado el ciclo solar completo, cuando los polos vuelven a sus posiciones de partida, pero McIntosh notó algo interesante. En el transcurso de unos 20 años, los parpadeos de luz ultravioleta extrema, llamados puntos brillantes coronales, se han desplazado desde los polos hacia el ecuador, casi cruzándose entre sí. El movimiento de estos puntos brillantes a través de las latitudes medias parece coincidir con la actividad de las manchas solares.

Las conclusiones de McIntosh

Según el astrofísico, estos puntos brillantes estarían conectados a bandas de campos magnéticos que envuelven el Sol, propagándose desde los polos hasta el ecuador cada 11 años más o menos. Debido a que tienen polaridades opuestas, cuando se encuentran en el medio, se anulan entre sí. Estos eventos de terminación marcan el final de un ciclo magnético solar y el comienzo del siguiente.

A veces estas bandas se ralentizan cuando llegan a latitudes medias, lo que significa que el período de tiempo entre los eventos de los terminadores varía. Y el equipo notó que hay una correlación entre el período de tiempo entre los terminadores y la intensidad del siguiente máximo solar. En resumen, cuanto más corto sea el tiempo entre los terminadores, más fuerte será el próximo ciclo solar. Por eso, según McIntosh, la tesis tranquilizadora de la NASA estaría lejos de ser fiable.

También puedes leer: ¿Cómo vivir más tiempo?

Publicaciones relacionadas