Belleza

¿Por qué con los años el olor corporal cambia?

Nuestro cuerpo dispone de unos 2,6 millones de glándulas sudoríparas que pueden producir hasta medio litro de sudor cada día dependiendo de las actividades que se realicen. Sin embargo, es muy difícil encontrarse con un bebé que tenga mal olor corporal. Por este motivo, nos surge una duda: ¿Cuándo comenzamos a producir el olor corporal? Para comprender esto, primero hay que conocer el funcionamiento y los tipos de glándulas sudoríparas y si ellas de verdad son las culpables.

Aunque no lo creas, el responsable del mal olor corporal no tiene nada que ver con el sudor ni las glándulas sudoríparas, el verdadero culpable son las bacterias que viven en nuestra piel. Estas bacterias se alimentan de un tipo de sudor que nuestro cuerpo comienza a producir una vez que hemos pasado por la pubertad.

El cuerpo humano cuenta con dos tipos de glándulas sudoríparas. Las glándulas ecrinas excretan el sudor que se compone principalmente de agua y sal. Este sudor forma parte del sistema de aire acondicionado con el que cuenta el cuerpo, el cual, cuando se evapora, ayuda a mantener el cuerpo fresco. Los bebés también necesitan mantenerse frescos, por lo que las glándulas ecrinas empiezan a funcionar mucho antes de que se llegue a la pubertad.

El responsable del mal olor tiene que ver con el sudor de las glándulas apocrinas. Estas glándulas se encuentran en los folículos pilosos, el sudor liberado por las glándulas apocrinas contiene ácidos grasos y proteínas, además de ser más espeso que el sudor de las glándulas ecrinas. El sudor de las glándulas apocrinas no es liberado para mantener el cuerpo fresco, sino que se segrega cuando estamos estresados(emocional, físico)

Así es como las bacterias son atraídas por los ácidos grasos y las proteínas que contiene el sudor de las glándulas apocrinas. Al procesar estas sustancias, las bacterias emiten residuos que provocan el olor corporal. Aunque se nace con estas glándulas, ellas no se activan hasta llegada la pubertad. La edad de inicio de la pubertad cambia entre individuos. En el caso de las niñas, la pubertad suele iniciar entre los 9 y los 13 años, mientras que en los niños se produce alrededor de los 10 y los 14 años.