Cocina, recetas y alimentos

Pan Casero: Receta fácil paso a paso

Muchas personas creen que preparar pan desde casa es una tarea complicada, aún más si no cuentas con la maquinaria necesaria, pero lo cierto es que no es así. Lo único que vas a necesitar son unos cuantos consejos y un poco de práctica.

Ingredientes:

  • 250 gr de harina 00.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 250 gr de harina de Manitoba.
  • 300 ml de agua fría del grifo o agua con gas.
  • 3/4 de cubo o 1 cubo de levadura de cerveza.

Procedimiento

Existen 2 formas de preparar pan en casa:

Método directo

Es la forma más rápida de elaborar esta delicia. Solo debes poner la harina y la levadura en un recipiente espacioso, agregar un poco de agua y revolver hasta obtener una masa homogénea. A continuación, añade una cucharadita rasa de sal y deja que los ingredientes se integren completamente. Luego saca la masa del recipiente y pásala a una superficie de trabajo o a una tabla de pastelería para amasar durante 20 minutos. Cuando veas que la masa se vuelva más suave y manejable, significará que está lista. No olvides que la masa no debe estar pegajosa.

Método indirecto (Poolish)

Se trata de un método más largo, pero con mejores resultados. Es un procedimiento intermedio entre la levadura y la levadura natural. En realidad, solo debes disminuir la cantidad de levadura que se le agregará a la masa, aunque, con este método solo se podrá hacer un pan. Para preparar pan con el poolish, debes mezclar una cantidad de levadura con agua y harina, revuelve muy bien hasta obtener una masa bastante líquida. Luego, deja que repose durante 10 horas, una vez pasado el tiempo, agrega el resto de la harina y el agua, y comienza a hacer el pan como de costumbre.

Al momento de hornear el pan, durante la cocción ocurre una serie de transformaciones químicas y biológicas, por lo tanto, cuando lo saques del horno, deja que se enfríe lentamente hasta que pierda el exceso de humedad.

Humedad y temperatura adecuadas en el horno

Horno doméstico

Por lo general, los hornos suelen secar la masa y se necesita crear un clima húmedo, ya que esto ayuda a que la corteza y el pan adquieran una forma y color perfecto. Para que el horno pueda estar húmedo, solo debe rociar un poco de agua con la ayuda de un vaporizador en el interior del electrodoméstico cuando esté al máximo de calor. Una alternativa puede ser poner un recipiente metálico en contacto con el fondo del horno mientras se calienta.

La temperatura de los hornos domésticos varían mucho, es por eso que se recomienda tener mucho cuidado a la hora de hornear pan, para poder adaptar los tiempos y las temperaturas.

 Horno de leña

Antes de iniciar el proceso de cocción con el horno de leña, es importante limpiarlo, para esto debes sacudir el suelo del horno y apartar las brasas de los bordes para limpiar el interior con un paño húmedo. Luego, con la ayuda de una escobilla, limpia cuidadosamente la superficie de combustión sobre la que se colocarán los panes.

El horno debe encenderse 5 o 6 horas antes de utilizarlo para que este pueda alcanzar una temperatura de 300 a 350° C. Para comprobar la temperatura, utilice un pirómetro o introduzca un palo de madera con punta de papel de periódico en el horno durante 30 segundos. Si el papel se vuelve marrón oscuro, la temperatura es perfecta.