LifeStyle

El secreto para limpiar tu cocina de forma 100 % natural

Se trata de un producto milagroso que puede hacer maravillas en el hogar.  Elimina las manchas más difíciles y se utiliza a menudo en la limpieza de la cocina para dejarla reluciente y sin malos olores.

¿Cómo usar el bicarbonato de sodio en la limpieza de la cocina?

Suciedad en la cocina

Puedes deshacerte de la suciedad de tu cocina utilizando bicarbonato de sodio. Para esto, solo debes espolvorear el polvo en la parte metálica, después agregar un poco de vinagre para formar una pasta. A continuación, deja que la mezcla actúe por media hora y luego límpialo con un paño suave o una esponja para no generar rayones en la superficie.

Quemaduras en ollas y sartenes

Al igual que con la suciedad, el bicarbonato de sodio puede limpiar las quemaduras de estos utensilios, para esto debes poner a calentar agua y añadir 5 cucharadas de bicarbonato de sodio hasta que esté en su punto de ebullición. Cuando esto pase, bájalo del fuego y déjalo reposar durante toda la noche. Al día siguiente, notarás el gran resultado y te sorprenderás, ya que las manchas se desprenderán de las paredes y del fondo de la sartén con facilidad.

El horno

Muchas personas no conocen este truco, pero con el bicarbonato de sodio tu horno quedará muy limpio. Para esto, solo debes hacer una pasta con media taza de este polvo y 2 o 3 cucharadas de agua. Ahora, con un par de guantes, esparce suavemente la mezcla en todas las superficies, pero ten cuidado y evita calentar los elementos para no generar algún daño. Después, deja que la pasta actúe durante 12 horas y retírala con un paño húmedo.

El fregadero

Muchas veces este lugar está cubierto de grasa o tiene sus juntas de silicona muy sucias por el moho. Si quieres limpiar el fregadero, espolvorea un poco de bicarbonato de sodio en la superficie de este y frota con una esponja suave o un paño húmedo. En caso de que la tubería esté obstruida, coloca una taza de este polvo en el desagüe y luego vierte vinagre caliente. Déjalo actuar por 5 minutos y luego echa un litro de agua caliente para eliminar todo rastro de suciedad.

Así puedes limpiar las manchas de la alfombra con bicarbonato

Ya hemos visto lo efectivo que es este producto, pero también es un poderoso quitamanchas. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar una mancha de tu alfombra:

Para empezar, espolvorea el bicarbonato de sodio directamente sobre la mancha de la alfombra y déjalo durante toda la noche, para un mejor resultado y dependiendo del caso, es mejor dejarlo por uno o dos días.

Una vez haya pasado el tiempo y el bicarbonato de sodio haya hecho efecto, retira el exceso del polvo con la ayuda de un cepillo o una aspiradora.

Elimina manchas de vino tinto de tu alfombra utilizando bicarbonato de sodio

Para nadie es un secreto que una de las manchas más problemáticas que existen son las de vino tinto. Un dato muy importante que se debe tener en cuenta es la rapidez con la que se actúa, ya que, cuanto más rápido, mayores serán las posibilidades de que la mancha desaparezca. La combinación de vino blanco y bicarbonato de sodio puede eliminar las manchas de vino tinto, incluso si las manchas ya están secas. Únicamente debes echar un poco de vino blanco sobre la zona manchada, luego, cubrirla con bicarbonato y dejarla durante unas horas. También puedes sustituir el vino blanco por zumo de limón.

Otros métodos para eliminar las manchas más difíciles

Vierte unas gotas de vinagre directamente sobre la mancha, sin mojar demasiado el lugar y luego espolvorea una gran cantidad de bicarbonato de sodio. Esto hará que se produzca una reacción química, pero no te preocupes, ya que esto es completamente normal.

Ahora, cubre la zona afectada con un plato y deja que la mezcla actúe uno o dos días. Asegúrate de no pisar la mancha mientras la solución está actuando.

Por último, limpia muy bien para que tengas una alfombra impecable y reluciente. Para esto, puedes ayudarte de una aspiradora.