Cocina, recetas y alimentos

El top 5 de las carnes más saludables y que no engordan

Como parte de una dieta rica y equilibrada, la carne magra es una de las mejores fuentes de proteínas. Pero ¿Te has preguntado alguna vez cuáles son las carnes más bajas en grasa?

En los últimos días, un informe entregado por el Programa Nacional de Nutrición y Salud (PNNS) francés recomienda seguir una dieta que sea rica en carne magra y no en carne grasa para conseguir mantener una dieta equilibrada. Pero ¿Cuál es exactamente este tipo de carne?

Antes de comenzar, es importante tener en cuenta que, cuando se dice que la carne es magra, hace referencia a que contiene menos del 5% de grasa, por lo tanto, la ventaja es doble, ya que contienen menos grasa y mucha más proteína. Además, la carne magra más popular y consumida es la que proviene de las aves de corral, siempre y cuando esta se consuma sin la piel, ya que es una parte del animal que aumenta significativamente el contenido de grasa.

Veamos cuáles son los 5 tipos de carnes más saludables, populares y que podemos conseguir con facilidad en cualquier carnicería o supermercado:

Gallina de Guinea

Se ha determinado recientemente que la carne de este animal puede llegar a contener nada más y nada menos que 1 g de grasa por cada 100 g de filete, por lo que está absolutamente recomendado.

Pavo

El pavo también se caracteriza por tener una carne muy baja en grasa, ya que cuenta con un sorprendente 1,5 a 3% de grasa en una chuleta o pierna de pavo.

Pollo

El pollo, como bien sabrá la mayoría, también cuenta con cantidades mínimas de grasa, menos del 4%, si se deja de lado el consumo de su piel. Te recomendamos aumentar el consumo de chuletas o filetes, piezas del pollo que tienen menos grasa que los muslos.

Ternera

Al igual que en el caso de las chuletas y los filetes de pollo, las chuletas y los filetes de ternera tienen índices bastante bajos y aceptables de grasa.

Carne de vacuno

Pese a que se trate de un tipo de carne roja, la carne de vacuno puede ser una carne bastante magra, siempre y cuando se elija la pieza adecuada. Lastimosamente, tenemos que pedirte que digas adiós a los filetes y las costillas, ya que su cantidad de grasa es demasiado alta. En su lugar, te recomendamos elegir siempre un filete de ternera o de falda, partes del animal que contienen menos del 5% de grasa.

En el caso de que se trate de la carne picada que encontramos en el supermercado, presta especial atención a lo que dice la etiqueta y opta por aquella que sea una magra con un 5% de grasa.

¿Cómo se debe elegir la carne magra?

Es importante tener en cuenta que, no importa cuál sea la carne que se elijas, siempre tiene que ser de calidad, teniendo en cuenta que sea la menos grasa y más rica en proteínas. Además, los expertos recomiendan alternar el consumo de carne de calidad con otras fuentes de proteínas. Algunas de las alternativas más recomendadas son:

  1. El pescado (el cual se recomienda comer al menos unas dos o tres veces por semana).
  2. Los huevos.
  3. Las proteínas vegetales.
  4. La leche y los productos lácteos.

Por último, te recomendamos tener especial cuidado con la forma en la que cocinas la carne, ya que se ha demostrado que la carne magra pierde todas sus propiedades y beneficios cuando se mezcla con ingredientes poco saludables como las salsas comerciales.

Síguenos en Google Noticias