LifeStyle

Elimina la mala hierba de tu jardín con este increíble truco

Para mantener cualquier jardín en buen estado es necesario eliminar la hierba mala. El día de hoy te enseñaremos a elaborar tus propios herbicidas con productos naturales sin usar químicos que sean perjudiciales para la salud o el medio ambiente.

La mala hierba, muchas veces ensucia los caminos y condena a las plantas que se encuentran a su alrededor, motivo por el que es importante deshacerse de ella. Sin embargo, muchas veces los herbicidas tienen componentes químicos que resultan agresivos con la naturaleza y con nuestra salud. A pesar de esto, existen alternativas naturales que se pueden elaborar en casa.

Trucos para eliminar la hierba mala

No es necesario recurrir a herbicidas químicos para deshacerse de la mala hierba de su patio o jardín. De hecho, si escoges los productos naturales adecuados, la probabilidad de satisfacción sobre las malas hierbas será muy alta.

Jabón para platos, sal y vinagre

Con este truco, el vinagre blanco actuará como una esponja y absorberá la humedad gracias a su composición de ácido acético, por otro lado, el líquido lavavajillas también actuará como un agente absorbente. Para esparcir esta mezcla, debes tener en cuenta el terreno: echa el líquido en una botella de aerosol y espárcela sobre las malas hierbas. De ser posible, realiza este procedimiento durante las horas más soleadas del día.

Bicarbonato de sodio

Uno de los mejores herbicidas naturales es el bicarbonato de sodio. Si quieres utilizar este método, solo debes espolvorear un poco de bicarbonato de sodio sobre las malas hierbas, evitando que caiga sobre el césped u otras plantas.

Mantillo

Una de las alternativas más efectivas para controlar el crecimiento de las malas hierbas es el acolchado. Al utilizar una capa gruesa de mantillo de corteza, ayudas a suprimir las malas hierbas perennes al asfixiarlas. El mantillo no deja que la luz del sol penetre en la superficie del suelo. Solamente debes colocarlo entre tus cultivos y otras plantas.

Agua hirviendo

Se trata de un excelente herbicida orgánico, es una alternativa rápida y segura para eliminar las plantas no deseadas. Asegúrate de emplearla únicamente en las malas hierbas que se encuentran alejadas de las plantas que quieres proteger. Solo debes hervir agua y echarla sobre las zonas afectadas.

Deshierbe manual

Quitar la hierba mala con las manos continúa siendo uno de los métodos más efectivos para deshacerse de estas molestas plantas. A pesar de esto, si se lleva a cabo en terrenos un poco extensos, no es buena idea implementar este truco.

Sal

Si quieres utilizar la sal como herbicida, comienza por esparcir un poco sobre las malas hierbas, esto hace que se hidraten hasta el punto de marchitarlas y mueran. Sin embargo, debido a que la sal impide que las plantas vuelvan a crecer, es mejor espolvorearla a una distancia mínima de 50 cm de otras plantas.

Agua de cocción de las verduras

Las verduras contienen un gran número de vitaminas y minerales los cuales, al cocinarlas, se desprende parte de esos nutrientes. Gracias a esto y a la sal que contiene el agua de cocción, es posible emplearla para deshacerse de las malas hierbas que se encuentran entre las baldosas y las losas. Solo debes echar el agua sobre los lugares afectados y esperar unos días para verlas desaparecer.

Vinagre blanco

Para evitar la germinación de malas hierbas, diluye vinagre blanco solo con una cantidad igual de agua y usa una botella con aerosol antes de rociarla sobre las zonas afectadas. Esto secará gradualmente las malas hierbas debido a la composición de ácido acético del vinagre.