En Estados Unidos apareció muerto un investigador importante del Covid 19

En Pittsburgh, Estados Unidos, apareció muerto un investigador de la Universidad de esta ciudad, quien desarrollaba una importante investigación sobre COVID-19.

Se trataba de Bing Liu, de 37 años, quien era de origen chino y trabajaba en esta universidad. Se sabía que Liu estaba muy cerca de revelar significativos descubrimientos a través de su investigación sobre el nuevo coronavirus.

El hecho ha consternado a las autoridades y a la opinión mundial, pues se dice que se trata de un homicidio – suicidio. El asesino fue identificado como Hao Gu, de 46 años, quien apareció muerto en su auto, como un aparente suicidio.

Al parecer Hao Gu, le proporcionó a su víctima, disparos múltiples en la cabeza, cuello y pecho. Todo esto sucedió en la residencia de Bing Liu, mientras su esperaba que su esposa regresara a casa en el patio del lugar.

Las autoridades investigan el hecho, pues al parecer ambos hombres se conocían y el motivo no parece ser por robo.

Liu era reconocido por sus capacidades; tenía un doctorado en química y se destacaba en su labor como investigador. Para la Universidad de Pittsburgh es una gran pérdida, así lo expresaron en un comunicado a la opinión pública.

Además, la Institución destacó sus avances en la investigación que realizaba sobre el coronavirus. La cual buscaba la comprensión de los mecanismos celulares latentes en la infección por este virus y sus posteriores complicaciones. Por eso, se hicieron un compromiso especial para completar dicha investigación y así rendir homenaje a su investigador.

Este hecho despierta muchas dudas y alarmas sobre el enigma del SARS-CoV-2. Dando paso a nuevas teorías, incluso a reforzar las ya existentes. Como todas las acusaciones a China que ha generado el presidente Donald Trump; acusaciones que han sido desmentidas e incluso, señaladas por el gobierno chino, como una estrategia de Trump y su partido para las próximas elecciones.

Pero esta investigación no es la única que adelanta la Universidad de Pittsburgh. Su facultad de medicina se encuentra desarrollando una vacuna contra el nuevo coronavirus. Esta investigación está coordinada por los italianos Andrea Gambotto y Louis Falo, la cual ya ha superado la etapa de pruebas en animales, con muy buenos resultados. Esta vacuna logra producir anticuerpos específicos en cantidades consideradas suficientes para neutralizar el virus.