Actualidad

En los pubs Británicos se agotó la cerveza después de la desescalada

Los pubs y restaurantes de Reino Unido estuvieron cerrados durante casi 3 meses, y con su reapertura, los suministros de cerveza han comenzado a agotarse al punto de que algunas empresas cerveceras se han visto obligadas a imponer límites en los pedidos por clientes.

Todo parece indicar que la sed de cerveza de los británicos es tan grande después del completo cierre que han provocado la cuarentena y las medidas de bioseguridad que los public house han comenzado a escasear en sus inventarios de cerveza. Según los medios locales, los bares y pubs no han podido cumplir con la demanda de bebidas alcohólicas por el gran número de clientes, haciendo que las cerveceras tengan dificultades para hacer frente al número de pedidos que llegan a los locales.

Sobra decir qué, según Oxford Market Watch, las ventas globales de cerveza en estos public house en la primera semana de reapertura en Inglaterra alcanzaron un increíble aumento del 12% en comparación a los niveles registrados en el 2019. Además, se debe tener en cuenta que desde que se anunció la reapertura de los locales las ganancias han sido muy positivas. Phil Urban, director general de Mitchells & Butlers, el grupo de pubs con mayor valoración en todo el Reino Unido, ha dicho en una entrevista: «todos los administradores hemos quedado sorprendidos. Se han superado por completo todas nuestras expectativas».

Todo parece haber ido tan bien que el nuevo problema es que hay escasez en los suministros de cerveza, al punto de que los operadores han tenido que abrir más centros de producción y los proveedores no han tenido la capacidad de moverse con la suficiente rapidez para seguir el ritmo de la demanda, ya que también ha aumentado la apertura de nuevos sitios de servicio. Urban asegura: «Nos encontramos haciendo un análisis especial para determinar cuáles son los negocios más exitosos con el fin de suministrarlos de la cantidad suficiente de cerveza y que no se generen perdidas».

Michaela Hickey, gerente de la cervecería artesanal Waterloo Tap de Londres, explicó hace poco que en tiempos normales se abastecía a los locales con un mínimo de 26 cervezas de barril, pero a finales de la semana pasada tuvieron que reducir la distribución a solo 15 barriles. La demanda era tan alta en un pub hermano en Euston, que Hickey dijo que tuvo que llevar un barril allí pese a que no tenía como transportarlo. Así fue como con el pasar de los días, incluso las grandes empresas cerveceras se vieron obligadas a colocar límites en su distribución de pedidos, incluida la internacionalmente reconocida cervecería holandesa Heineken.

Jean-David Thumelaire, director de ventas de Budweiser Brewing Group UK & Ireland, dijo en una entrevista: «La realidad ha superado completamente nuestras expectativas. Sin duda alguna nadie se esperaba estas cifras tan sorprendentes, ahora creemos que este buen momento podría durar hasta que se levanten completamente las restricciones».

Según el informe presentado por el Financial Times, «alrededor del 40% de los 37.500 public house del Reino Unido cuentan con el suficiente espacio al aire libre para permitirles reabrir desde que se ha anunciado la reapertura». Sin embargo, a pesar de la sorpresa para los distribuidores, aún se necesita tiempo para recuperar el funcionamiento al 100% de su capacidad. El sector de la hostelería británica tiene atrasos en el pago de los alquileres que superan los 6.000 millones de libras.

En el proceso de desconfinamiento de Reino Unido, el gobierno ha indicado que la próxima fase está prevista para el 17 de mayo, en la cual se busca autorizar los vuelos al extranjero siempre que el índice de contagios se mantenga bajo control, ya que actualmente sigue siendo ilegal salir del país o irse de vacaciones.

Publicaciones relacionadas