Salud

Encuentran relación entre la miocarditis y la vacuna de Pfizer en la aplicación en personas jóvenes.

Todo parece indicar que existe una posible relación entre la vacuna de Pfizer y unos raros casos de miocarditis en jóvenes inmunizados. El documento del informe comienza dando una cifra sobre la frecuencia de estos casos: 1 de cada 3.000 y 1 de cada 6.000 pacientes son varones de entre 16 y 24 años. Los investigadores afirman que esta vacuna aumenta los riesgos en los hombres de desarrollar la inflamación del músculo cardíaco. Pero la mayoría de los casos fueron leves y se resolvieron en pocas semanas como generalmente se trata la miocarditis.

Douglas Diekema, pediatra y bioeticista del Hospital Infantil de Seattle dice: «Hasta el momento no creemos que vaya a ser algo que haga que los médicos nieguen la vacuna a los niños». Las autoridades israelíes hablaron de este problema por primera vez el pasado abril, cuando informaron la aparición de más de 60 casos. En esos días, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos comenzó a supervisar 14 casos de este tipo.

A mediados de mayo, varios Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. dijeron que los casos de miocarditis estaban en aumento, y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dijo que había recibido 107 informes de miocarditis después de aplicar la vacuna de Pfizer-BioNTech. Diekema estudió la relación riesgo-beneficio de este efecto secundario: “incluso si se confirma la relación entre la miocarditis y la vacuna, los síntomas suelen ser leves y solo requieren tratamiento con antiinflamatorios, mientras que la infección por Covid-19 puede tener consecuencias más graves y efectos secundarios a largo plazo”.

El Ministerio de Sanidad convocó en enero a un grupo de expertos a cargo de Dr. Mevorach del Centro Médico de la Universidad Hadassah, el cual cuenta que encontraron 110 casos de miocarditis entre 5 millones de personas, cifra que no es preocupante cuando se compara con la tasa de referencia de la miocarditis a nivel general, y sabiendo que es una afección que suele estar desencadenada por varias infecciones víricas o bacterianas, incluido el Covid-19.

El 90% de los casos detectados en Israel fueron de hombres, y aunque la miocarditis es mucho más común entre los hombres jóvenes, la tasa de aparición después de aplicarse la vacuna fue entre 5 y 25 veces superior a las anteriores. También se han notificado dos casos de miocarditis mortal en Israel, pero el análisis dice que las investigaciones sobre esas muertes no han sido concluyentes. Sin embargo, uno de los análisis más recientes asegura que hay una relación causal entre la vacuna y la miocarditis. Pese a esto, Diekema señala: «Hace falta poner en marcha más investigaciones en otras poblaciones antes de que podamos estar seguros de que la relación existe.»

Diekema reflexiona sobre la importancia de los otros factores de riesgo: «por ejemplo, ahora que los niños vuelven a socializar y a hacer deporte, es esperable que los servicios de urgencias se topen con un aumento de los casos virales y se espera ver un pequeño aumento de la miocarditis en comparación con hace un año».

Además, en estados unidos se están investigando algunos casos de miocarditis después de la aplicación de la vacuna Moderna. Una de las hipótesis es que los altos niveles de anticuerpos que generan ambas vacunas en los jóvenes pueden provocar una reacción exagerada que inflama el corazón, además de que hay dudas sobre si retrasar la segunda dosis de la vacuna podría reducir cualquier riesgo potencial.

Varios países han decidido alargar el intervalo entre las dosis, lo cual permite estudiar la posibilidad, y considerar la reducción de la aplicación en la población joven. Las vacunas de Pfizer y Moderna se están probando ahora con dosis más bajas en niños menores de 12 años y se esperan los primeros resultados en los próximos meses.

Publicaciones relacionadas