LifeStyle

Energías positivas: ¿Cómo podemos hacer para que hagan parte de nuestro hogar?

Aunque parezca mentira, las energías positivas son reales, no se trata de un tonto rumor o cuento de hadas, sino de algo que si existe. Que en tu casa abunden las buenas vibras es algo increíble que puede hacer que te sientas tranquilo y completamente seguro, es una sensación realmente maravillosa.

Es cierto que las personas y objetos del entorno en el que nos encontramos transmiten un aura que influye en nuestro estado anímico, pero también el lugar en donde estamos contribuye en nuestro ánimo, ya que, si sentimos tensión en un sitio, tendemos a sentirnos incómodos, pero si, por el contrario, percibimos un aura tranquila nos sentiremos más calmados, cómodos y serenos.

Según muchas escuelas de pensamiento, esto se debe a que en los sitios en donde solemos pasar la mayoría del tiempo tienden a absorber la energía que transmitimos para luego expulsarla en el entorno. Sin embargo, así como existen las buenas energías, también existen las malas. Por ello, es importante expulsarlas de nuestro hogar para que el ambiente no se vuelva pesado. Desde pensamientos negativos, las tristezas, las preocupaciones, hasta la ansiedad, son formas de alimentar a las malas vibras. Por lo tanto, es bueno liberar nuestra casa de un mal ambiente y convertirlo en un sitio libre de estrés y auras negativas.

Estas son 4 acciones que te ayudarán a atraer las buenas energías a tu hogar.

  1. Deja entrar la luz del día a tu casa, abre completamente las ventanas y sube las persianas.
  2. Cuando te sientas deprimido, no te encierres. Enciende las luces, escucha música o lee un libro.
  3. Para alejar cualquier aura negativa, limpia la casa o el espacio en el que más sueles estar.
  4. Si te encuentras intranquilo o preocupado, aprovecha los beneficios del sol y deja que entre toda la luz solar que pueda a tu casa para que vayan fluyendo las buenas energías.

Las plantas como una fuente de energías positivas.

Las plantas naturales cumplen el papel de un filtro al no dejar pasar todo tipo de mala energía, en especial el estrés. Además, promueven un ambiente sano al mejorar la calidad del aire y cuentan con un poder que te trae tranquilidad.

Elimina las malas energías con sal.

Los cristales de la sal son tu mejor aliado si deseas sacar esas malas vibras de tu hogar, ya que son capaces de absorber las energías negativas. Intenta poniendo un poco de sal por todos los rincones de tu casa y deja actuar por 1 hora antes de asear el lugar. También puedes poner en pequeñas tazas un puñado de sal para colocarlos en las esquinas de los dormitorios.

Abre tu mente, cambia tu manera de percibir las cosas.

Si lo que deseas es dejar de sentir un ambiente pesado y eliminar las vibras negativas de tu casa, debes saber que los principales portadores de las malas energías somos nosotros mismos con nuestra manera de actuar y con nuestro comportamiento. Como ya habíamos dicho antes, los lugares que habitamos con frecuencia absorben nuestras energías, por ello, con nuestra mala actitud y nuestras emociones negativas contaminamos el sitio en donde nos encontramos y a las personas que están a nuestro alrededor.

Es por eso que es importante cambiar nuestra manera de ver las cosas. Hay que ser valientes y atreverse a hacer ese cambio. Por ejemplo: podemos comenzar con reducir el estrés, la ansiedad, el miedo, la rabia y la intranquilidad de nuestras vidas.

Publicaciones relacionadas