Enfermeras comienzan a discutir durante el parto: el bebé muere asfixiado

El recién nacido Zak murió en los brazos de sus padres después de estar atrapado en el canal de parto durante al menos 35 minutos.

Una madre llena de tristeza tras haber perdido a su hijo recién nacido, decidió contar su terrible experiencia, la cual ocurrió en el mes de julio de 2018.

Durante el parto, la madre, Adele Thomas, de 25 años de edad, fue sacada tres veces del centro de natalidad de Ysbyty Ystrad Fawr en Ystrad Mynach (Gales). Las enfermeras le dijeron que no estaba lo suficientemente dilatada y le aconsejaron de dar un paseo cerca al hospital.

Cuando finalmente fue admitida, dos parteras de su pabellón se pelearon mientras su hijo, el pequeño Zak, quedó completamente atrapado en el canal de parto durante al menos 35 minutos. Este hecho, desafortunadamente fue letal para él y falleció en los brazos de sus padres dos días después a causa de las complicaciones posteriores.

Se reportan varios errores del personal sanitario antes y durante el parto de Adele.

El bebé de Adele había estado demasiado tiempo sin oxígeno y los intentos de resucitarlo fueron desafortunadamente inútiles por parte del personal médico. La agonía del bebé duró cerca de media hora, pero a sus padres les pareció una eternidad que transcurría en cámara lenta. Zak fue llevado urgentemente al Royal Gwent Hospital de Newport, donde, a pesar de los desesperados esfuerzos de los médicos para salvarlo, murió dos días después en compañía de sus padres.

«Inicialmente, al ser rechazada por el personal tenía mucho miedo porque sabía dónde estaba y lo rápido que iban a suceder las cosas, y cuando me dijeron que fuera a dar un paseo, pensé que se trataba de una estupidez, ya que apenas podía moverme», dijo Adele, desde la ciudad galesa de Caerphilly.

Pero fue lo que pasó después lo que la dejó en completo shock. «Desafortunadamente, nuestro bebé murió en nuestros brazos. Esa fue la primera vez que pudimos cargarlo, el solo recordarlo hace muy difícil afrontar la situación, ha tomado mucho tiempo y mucho trabajo lidiar con lo que nos ha pasado. Dar a luz a un bebé sano, solo para salir del hospital sin nada más que el papeleo sobre la muerte de Zak es algo que nunca vamos a superar».