Entrenan a perros para que detecten Covid-19 en aeropuertos

«Los super seis», así se llama el equipo de perros que están siendo entrenados para que logren detectar la Covid-19 en aeropuertos. 

Antes de que alguien invente un detector de virus a distancia, lo cual es muy poco probable con la tecnología actual, una solución podría venir de nuestros amigos de cuatro patas que ya nos protegen en todos los aeropuertos del mundo mediante la detección de sustancias peligrosas. El entrenamiento es real y ya está en marcha en el Reino Unido, dirigido por un equipo de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres en colaboración con Medical Detection Dogs gracias a las 500.000 libras esterlinas aportadas por el gobierno.

Algunas razas de perros ya están entrenadas para detectar infecciones y enfermedades como el cáncer, la malaria y la enfermedad de Parkinson, lo mismo podría ocurrir con la Covid-19, que podría ser detectado incluso antes de que aparezcan los primeros síntomas.

Según los investigadores, de hecho, los trastornos respiratorios cambian el olor de nuestro cuerpo y ciertos marcadores específicos del Coronavirus podrían ser detectados por el poderoso sistema olfativo de los perros. Piensa que el área capaz de procesar y analizar olores ocupa el 12,5% de su cerebro, en los humanos sólo el 1%.

«Los Súper Seis» están siendo entrenados para que detecten Covid-19 en aeropuertos

En este importante proyecto trabajan seis perros, se llaman Norman, Digby, Storm, Star, Jasper y Asher y son conocidos como los «Los Súper Seis», divididos en labrador y cocker. En primer lugar, tendrán que exponerse a nuevos olores, por lo que los investigadores están recogiendo muestras de las personas que dieron positivo en la prueba de Covid-19 y las que dieron negativo.

Las muestras que olfatearán proceden de hospitales del NHS, el sistema nacional de salud de Reino Unido: «Recogemos muestras de aliento y de olor corporal que pensamos que pueden contener el virus, como mascarillas. No vamos a utilizar tejidos humanos». Dijo uno de los investigadores.

Si la investigación tiene éxito sería una muy buena noticia para todo el sector de la aviación, por el momento ya se han realizado pruebas serológicas en algunos aeropuertos, pero no hay una estrategia unificada. El límite de tiempo se mantiene, aunque los investigadores confían en la velocidad de detección de los contagiados: un solo perro puede controlar potencialmente un máximo de 250 personas por hora, o un poco más de 15s para una sola persona.

Sobra añadir que ese enfoque podría extenderse también a otros lugares fuera de los aeropuertos, ya sean escuelas o centros comerciales, en resumen, a todos los lugares de agregación considerados de mayor riesgo. Quién sabe, antes de la tecnología, pueden ser los viejos amigos del hombre los que proporcionen otra arma contra la pandemia. Las premisas son positivas.

También puedes leer: La relación de la vitamina D con la pérdida del olfato y el gusto debido al covid-19