¿Eres de los que come cebolla cruda? mira los grandes beneficios que tiene para ti hacerlo

La cebolla es conocida desde tiempos inmemoriales como un excelente medicamento natural. Se tiene conocimiento que procede de Asia, era muy apreciada por los romanos, griegos, y los egipcios la consideraban como un amuleto. La medicina tradicional china la recomienda para el uso de enfermedades respiratorias.

Durante la edad media se extendió mucho su uso como alimento. Actualmente, es la tercera hortaliza más cosechada después de la patata y el tomate, se utiliza y se cultiva alrededor de todo el mundo.

Consumir esta planta herbácea, le aportará muchísimos beneficios a tu cuerpo, gracias a sus propiedades desinflamatorias, depurativas, desinfectantes y a su contenido en vitaminas B6, A, C, potasio y hierro, la cebolla cruda es esencial para incluirla en la dieta diaria de todos.

Aunque la cebolla puede causar una incomodidad enorme al cortarlas, son considerablemente saludables para comer.

Estas son sus propiedades:

Las cebollas otorgan una buena dosis de ácido fólico, fibra, hierro, calcio y vitamina C. Pero lo que caracteriza realmente a las cebollas es la quercetina antioxidante, que tiene como función principal disminuir el avance de los daños oxidativos en nuestras células y tejidos.

La quercetina que contiene la cebolla ayuda significativamente a controlar la presión arterial y a conservar las arterias suaves y flexibles. Reduce el nivel de colesterol malo en personas con alto riesgo de problemas cardiovasculares. El flavonoide quercetina que contiene la cebolla es excelente para impedir la inflamación, este antioxidante es más potente que la vitamina E. Con relación a la función inmunológica, la quercetina se ve aumentada por el contenido de selenio. Se conoce que el contenido de selenio en la cebolla es mucho mayor que en otros alimentos.

El selenio ayuda a la función inmunológica y reduce la inflamación, así mismo puede prevenir una respuesta inmunitaria excesiva. Por ello, las cebollas ayudan a mantener el equilibrio de la función inmunológica del organismo.

Entre sus otros grandes beneficios se encuentran:

Reduce los niveles de azúcar en la sangre: esto se debe a que contiene un compuesto que aumenta la producción de insulina, bajando los niveles de azúcar en la sangre.

Huesos más resistentes: favorece el desarrollo del tejido óseo, ya que reduce el riesgo de sufrir osteoporosis.

Puede prevenir ataques cardíacos: debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Mejora la circulación sanguínea previniendo que se formen coágulos en la sangre.

Mejora el sistema inmune: consumir cebolla disminuye las reacciones alérgicas al moderar la producción de histamina.

Alivia la caspa: elimina este problema capilar y disminuye la perdida de cabello friccionando un pedazo de cebolla en el cuero cabelludo.

Cutis impecable: esto debido a que limpia la piel y puede retrasar el envejecimiento. Puedes extraer el jugo y aplicarlo en tu rostro una o dos veces por semana.