¿Eres hipersensible? Aprende a aceptar y controlar tus emociones

hipersensible

Si eres una persona hipersensible no te preocupes, este es un rasgo de personalidad que se presenta en el 20% de la población. Generalmente 1 de cada 5 personas son altamente sensibles. Es una condición con la que se nace y según estudios científicos, pueden experimentarla en la misma proporción hombres y mujeres.

La hipersensibilidad se manifiesta de distintas maneras, tal vez lloras con frecuencia, te frustras ante cada situación o estás siempre a la defensiva. Pero también puedes experimentar intensamente las maravillas de la vida como disfrutar de la buena amistad y la compañía de seres queridos. Este aspecto depende de tu actitud y personalidad.

Sin embargo, cuando todo te afecta emocionalmente las discusiones, críticas, momentos de crisis, momentos románticos y vives en un constante altibajo es posible que te enfrentes a un problema de hipersensibilidad que está estrechamente relacionado con tendencia al desbordamiento y alta fragilidad emotiva.

Por eso, es necesario aprender a gestionar y controlar las emociones para que puedas llevar una vida saludable con buenas relaciones interpersonales.

Acepta tus emociones y sé fuerte ante la hipersensibilidad

En principio, lo más importante es aceptar que eres una persona con sensibilidad extrema, esta es una gran capacidad que te permite tener empatía con los demás y entender aún mejor el entorno en el que vives.

No obstante, esta condición puede traer consecuencias como ansiedad, estrés, depresión, incluso causa inseguridad y debilita tu autoestima cuando las emociones están siempre a flor de piel. Por ello, estos consejos son vitales para aprender a controlar tus impulsos emocionales y ayudarte a ser mentalmente más fuerte:

Detecta tus emociones

Descubre cuáles situaciones causan una emoción desbordante y negativa en ti. Analiza si lo sucedido es lo suficientemente importante como para lastimarte u ofenderte. Evalúa las cosas que más te afectan e intenta detonar una emoción y sentimiento contrario que te brinde calma y estabilidad emocional.

Acepta las críticas

Lo mejor que puedes hacer es exponerte de forma progresiva a las críticas y sólo prestar atención cuando las mismas sean constructivas. De lo contrario, sabrás que no tienen porqué afectar tu ánimo y no será necesario desbordar emociones al respecto.

Ten confianza en ti

No busques aprobación de las demás personas, si alguien no es importante para ti no des crédito a sus opiniones acerca de quién eres. La única opinión importante es la tuya y solo tú decides qué aspectos de tu personalidad debes mejorar.