LifeStyle

¿Es perjudicial ver la televisión en la oscuridad?

En la actualidad, es común relajarse después de un largo día de trabajo viendo la televisión. Muchas personas optan por hacerlo en un ambiente oscuro para disfrutar de una experiencia más inmersiva. Sin embargo, ha surgido la preocupación de sí ver la televisión en la oscuridad puede ser perjudicial para la salud visual.

El funcionamiento del ojo humano

Antes de adentrarnos en los posibles efectos negativos de ver la televisión en la oscuridad, es importante comprender cómo funciona el ojo humano en relación con la luz. El ojo cuenta con dos mecanismos principales que trabajan en conjunto para permitirnos ver correctamente: el iris y la retina.

El iris y la pupila

El iris es la parte del ojo que le da color y actúa como un diafragma que se abre y cierra en función de la cantidad de luz que entra. La pupila, que es el agujero negro en el centro del ojo, es controlada por el iris y se dilata o contrae para regular la cantidad de luz que llega a la retina. Cuando hay mucha luz ambiental, el iris se contrae y la pupila se hace más pequeña para proteger la retina de una sobreexposición lumínica. Por el contrario, en situaciones de poca luz, el iris se dilata y la pupila se hace más grande para permitir que entre la mayor cantidad de luz posible.

La retina y los fotorreceptores

La retina es una capa sensible ubicada en la parte posterior del ojo que contiene millones de fotorreceptores, conocidos como conos y bastones. Los bastones son responsables de la visión en condiciones de poca luz, mientras que los conos son responsables de la visión del color y funcionan mejor en condiciones de mayor luminosidad. Estos fotorreceptores se adaptan a nuestras condiciones de vida, disminuyendo o aumentando su sensibilidad según la cantidad de luz a la que estamos expuestos de manera habitual.

Los efectos de ver la televisión en la oscuridad

Ahora que comprendemos cómo funciona el ojo humano, podemos explorar los posibles efectos negativos de ver la televisión en la oscuridad. Al ver una pantalla en una habitación sin luz, engañamos a nuestros ojos al proporcionarles una intensa luz en el centro de nuestro campo visual mientras el resto del campo está en la oscuridad. Esto crea una contradicción para nuestros mecanismos visuales, ya que el iris quiere adaptarse a la intensa luz de la pantalla, pero al mismo tiempo percibe la oscuridad del entorno.

Fatiga visual y cansancio ocular

Esta contradicción entre la intensa luz de la pantalla y la oscuridad del entorno puede provocar fatiga visual y cansancio ocular. Nuestro cerebro interpreta la situación como un entorno oscuro, lo que lleva a un aumento de la fotosensibilidad. En respuesta, el iris se dilata y la retina aumenta su sensibilidad. Esta adaptación a la oscuridad puede sobrecargar nuestros ojos y causar fatiga visual y cansancio ocular.

Síntomas como dolor de cabeza, lagrimeo y visión borrosa

Además de la fatiga visual y el cansancio ocular, ver la televisión en la oscuridad puede provocar síntomas como dolor de cabeza, lagrimeo y visión borrosa. Estos síntomas pueden ser el resultado de la tensión ejercida en nuestros ojos debido a la adaptación contradictoria a la luz y la oscuridad.

Cómo cuidar de nuestra salud ocular al ver la televisión

Aunque ver la televisión en la oscuridad no causará daños permanentes en nuestros ojos, es importante tomar medidas para cuidar de nuestra salud ocular mientras disfrutamos de nuestro tiempo frente a la pantalla. Aquí hay algunos consejos útiles:

Proporcionar iluminación indirecta

Encender una luz suave en la habitación puede ayudar a evitar la contradicción entre la luz de la pantalla y la oscuridad del entorno. La iluminación indirecta proporciona un nivel de luz adecuado en nuestro campo de visión periférico, lo que ayuda a mantener una adaptación equilibrada a la luz y la oscuridad.

Mantener una distancia adecuada

Es importante sentarse a una distancia adecuada de la pantalla de televisión para evitar esfuerzos visuales innecesarios. La distancia ideal puede variar según el tamaño de la pantalla, pero en general, se recomienda mantener una distancia de al menos dos metros.

Tomar descansos regulares

Es recomendable tomar descansos regulares mientras miramos la televisión para permitir que nuestros ojos descansen y se relajen. Durante estos descansos, podemos enfocar la mirada en objetos lejanos o cerrar los ojos por unos minutos para reducir la fatiga visual.

Parpadear con frecuencia

Al mirar la televisión, es común que reduzcamos la frecuencia de parpadeo, lo que puede provocar sequedad ocular. Recordemos parpadear con regularidad para mantener nuestros ojos hidratados y proteger la superficie ocular.

Regular el brillo de la pantalla

Ajustar el brillo de la pantalla de la televisión a un nivel adecuado puede ayudar a reducir la fatiga visual. Un brillo excesivo puede causar molestias oculares, mientras que un brillo demasiado bajo puede dificultar la visibilidad. Ajustemos el brillo según nuestras preferencias y las condiciones de iluminación de la habitación.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira