Salud

¿Es cierto que aguantar los pedos es malo para la salud?

¿Aguantar los gases intestinales que quiere expulsar nuestro organismo afecta nuestra salud? Lo cierto es que sí, sobre todo a la funcionalidad del intestino, alterando su funcionamiento y flujo regular.

Los pedos o también llamados flatulencias, son el resultado de una combinación de muchos gases producidos por los microorganismos bacterianos que habitan en nuestro cuerpo y por la levadura simbiótica que se deposita en el tracto gastrointestinal de los mamíferos, o por alguna acumulación de aire. A las flatulencias se le suelen adicionar pequeñas partículas de excremento aerodolizadas, las cuales son expulsadas por medio de la presión intestinal. Se le reconoce por un olor terrible que lo caracteriza y el sonido que genera al ser liberado.

A pesar de que las flatulencias sean algo normal,  cuando estamos delante de alguien más o en público debemos contenerlos por buena educación y por ser cortés. Las flatulencias que ocasionan hinchazón se forman entre un 80% a 90% en el colon. Las demás flatulencias son provocadas por el aire que se introduce al consumir alimentos con mucha rapidez, ingerir bebidas gaseosas, masticar chicle y fumar. De hecho, en la época de Hipócrates, ya se tenía conocimiento acerca de la acumulación de gases y se decía que había que deshacerse varias veces de este aire que se formaba dentro de nosotros para evitar la muerte.

El causante principal de estos gases caracterizados por su mal olor y estruendoso sonido son las bacterias que habitan en el colon, sin embargo, estas también son beneficiosas para nuestro organismo, ya que impiden que otros microbios se almacenen y generen más daño, además de vigilar el órgano. Las bacterias producen grandes nutrientes que son fundamentales, como la vitamina B12 Y la vitamina K, asimismo se alimentan de los restos no digeridos.

Pese a que las flatulencias se caracterizan por su ruido particular y un olor desagradable, permiten conocer si los intestinos están funcionando debidamente, ya que se puede detectar si la barriga se hincha, especialmente cuando se ha consumido alimentos pesados. Aguantar los pedos es perjudicial para nuestro cuerpo porque provoca espasmos en el abdomen. En realidad, cuando esto ocurre, el mismo organismo se encarga de obstaculizar el exceso de líquidos, lo cual genera grandes producciones de gases en el intestino y apareciendo la inflamación abdominal, motivo por el que se recomienda expulsar los gases de forma rápida para que el organismo pueda relajarse.

Cuando los pedos obstaculizan el paso de líquidos como el agua y la acumulación de gases, el buen funcionamiento del intestino puede verse afectado, ocasionando dolorosos espasmos en la zona baja de la barriga debido a las bolsas de aire estancadas en el tracto intestinal. Incluso puede llegar a generar problemas como estreñimiento o una distensión patológica del intestino. Es por esto que no es bueno retener los gases, si estás rodeado de personas, apártate y así evitaras tener problemas en el futuro solo por retener un pedo.

Publicaciones relacionadas