Cocina, recetas y alimentos

¿Es cierto que la mantequilla no necesita refrigerarse?

Recientemente, el periódico estadounidense Huffington Post hizo una publicación sobre este increíble hallazgo luego de haber realizado algunas investigaciones comparativas. La conclusión a la que llegaron fue que la mantequilla no necesita ser refrigerada en absoluto, y, de hecho, descubrieron que este alimento debe conservarse mejor a temperatura ambiente, pero no a una que supere los 21 °C, ya que esto aumenta su durabilidad y ayuda a que el sabor sea el ideal. En realidad, este alimento puede durar algunos meses, especialmente si es del tipo salado.

Por otro lado, guardar la mantequilla dentro de la nevera hace que esta se solidifique, lo cual es molesto si se quiere utilizar con facilidad, ya que tendríamos que sacarla con anticipación para que se derrita y usarla correctamente. Pero ¿Qué le sucede a la mantequilla cada vez que se derrite y se vuelve a solidificar? ¿Acaso llega a perder todos sus nutrientes esenciales y saludables? ¿Cuál es la razón por la que no se debe almacenar este producto en la nevera?

Son muchas las preguntas que surgen cuando hablamos de este tema, sin embargo, es momento de saber que la mantequilla en la nevera pierde sus cualidades saludables. Pese a que se trata de una afirmación que aún debe ser comprobada y que carece de evidencia científica, muchos expertos creen y afirman que descongelar y volver a congelar los alimentos es una práctica muy peligrosa y poco recomendable tanto para nuestra alimentación como para nuestra salud.

Los alimentos congelados deben consumirse en las próximas 24 horas una vez que se han descongelado para destruir la carga micro organísmica que se genera al entrar en contacto con el exterior. Además, cuando se vuelve a congelar un alimento, se pierden algunos de sus valores nutricionales más preciados y el sabor se vuelve mucho menos intenso, cosa que puede suceder también con la mantequilla.

¿Cómo saber si la mantequilla se encuentra fresca?

La mantequilla que no contiene sal puede ser útil hasta por 3 meses, mientras que la salada puede conservarse hasta por 5 meses. Sin embargo, teniendo en cuenta la forma de almacenamiento, esta puede dañarse en mucho menos tiempo, afectando seriamente su sabor. Si quieres aprender a comprobar su frescura, solo debes fijarte en el color: Si el interior tiene el mismo color que el exterior, la mantequilla estará en buenas condiciones. En cambio, si el interior de la mantequilla es más claro que el exterior, el alimento está pasando por un proceso de oxidación, por lo que se debe saber que ya no está fresca.

Entonces, ¿Por qué no se debe conservar la mantequilla en el frigorífico?

En el momento en que los alimentos se descongelan y se congelan nuevamente, su calidad se ve afectada, ya que durante este procedimiento se forman cristales de hielo que rompen la estructura celular de la comida. A nivel industrial, este fenómeno no se produce porque el descenso de la temperatura con la ultracongelación es mucho más rápido y los cristales de hielo que se forman en este caso son muy pequeños y no causan problemas a los alimentos. Por lo tanto, al descongelar los alimentos en los congeladores domésticos se pierden muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, entre ellas proteínas, vitaminas y minerales. Este efecto se incrementa cuando un alimento, tras ser congelado y descongelado, se congela nuevamente.