LifeStyle

Por qué es tan importante el desayuno si quieres perder peso

Si estás tratando de perder peso, no es buena idea que dejes de desayunar. Aunque no lo creas, esta es la comida más importante del día y ayuda al cuerpo a quemar un mayor número de calorías.

Con la primera comida del día, es importante suministrar al cuerpo cerca de 20 o 30% de tu ingesta diaria de calorías, por lo que no comer puede provocar somnolencia, dificultad de concentración e hipoglucemia.

¿Cuáles son los beneficios de un desayuno saludable cada día?

El desayuno comprende una ración de comida importante para llevar una dieta saludable, permitiendo la correcta distribución de la ingesta calórica a lo largo del día. Muchos estudios científicos recientes han demostrado que comer las tres comidas del día en orden reduce el riesgo de padecer obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Por si fuera poco, una buena alimentación ayuda a que el sistema digestivo sea más saludable, y además se ha demostrado que tomar solo café puede causar inflamación e irritación en el tracto digestivo.

Otros estudios también han señalado que un buen desayuno aumenta significativamente el nivel de rendimiento físico e intelectual de los adultos al momento de estar en el trabajo y de los niños para atender el día a día de la escuela.

¿Qué se debe tener en cuenta para preparar un buen desayuno?

Es importante tener en cuenta tanto la cantidad como la calidad de los alimentos, pero en medidas generales siempre debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Debes incorporar los tres grupos de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas) en el desayuno y distribuirlos correctamente.
  2. Siempre elige los cereales integrales antes que a los refinados.
  3. Evita a toda costa los alimentos demasiado ricos en azúcar y que tengan ácidos grasos saturados.
  4. Consume una buena dosis de vitaminas y minerales.

Ejemplos de una dieta equilibrada.

Ejemplo 1: Comienza con una taza de leche sin azúcar con un poco de café, elige tres rebanadas de pan integral a las que vas a untar un poco de miel o tu mermelada favorita y fruta.

Ejemplo 2: Esta alternativa requiere de un yogur blanco con cereales ricos en fibra acompañados de dos kiwis picados.

Un buen consejo es prestar atención al tiempo que transcurre entre la última comida de la noche y el desayuno en la mañana. Esta recomendación se hace debido a los resultados de un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Vanderbilt, los cuales controlaron a un grupo de personas para ver cómo sus cuerpos metabolizaban los alimentos y descubrieron que cuando dormimos, nuestro cuerpo tiende a quemar más grasa. Por lo tanto, si comemos a última hora de la noche, estaremos retrasando el inicio del ciclo de quema de grasas, lo que podría provocar un aumento de peso.

Es mucho mejor comer antes por la noche y luego tomar un desayuno rico y equilibrado al día siguiente para rendir en óptimas condiciones.