LifeStyle

¿Es malo el consumo de alcohol? Un estudio señala que beber al menos dos bebidas al día reducen el riesgo de muerte

“Basta con una bebida para las mujeres y dos para los hombres al día para que se reduzca el riesgo de morir por culpa de un accidente cardiovascular”. Esto es lo que ha dicho una nueva investigación del Hospital General de Massachusetts.

El consumo de alcohol con moderación puede reducir las señales de estrés que están sucediendo en el cerebro, limitando el impacto que estas tendrán sobre el corazón. El estudio dice que debe ser una copa al día para las mujeres y dos para los hombres, ya que beber alcohol siempre y cuando sea con responsabilidad puede ser bueno para el funcionamiento cardiaco.

El estudio, que fue publicado en el American College of Cardiology, afirma que los hombres que toman solo dos bebidas al día o las mujeres que beben una a diario tienen un menor riesgo de morir por culpa de una enfermedad cardiovascular, en comparación con aquellas personas que no beben o lo hacen en exceso. Los científicos aseguran que los resultados de sus pruebas no buscan fomentar el consumo de alcohol, pero podrían abrir la puerta a nuevos sistemas de terapias para tratar el estrés. Ellos mencionan que el ejercicio o el yoga también ayudan a minimizar las señales de angustia por las que está pasando el individuo.

Kenechukwu Mezue, autor principal del estudio, dijo: «Durante el desarrollo, pudimos encontrar que la actividad relacionada con el estrés en el cerebro era mayor en las personas no bebedoras si se comparan con las personas que bebían moderadamente. Los que bebían en promedio más de 14 bebidas a la semana demostraban tener un nivel más alto de actividad cerebral relacionado con el estrés. Esto nos permite determinar que las cantidades moderadas de alcohol pueden desencadenar efectos relajantes sobre el cerebro, reduciendo la ansiedad, el agotamiento y la aparición de enfermedades cardiovasculares».

Durante el estudio, los expertos analizaron a 53.064 participantes, casi el 60% eran mujeres y la edad media era de 57 años. Basaron el riesgo en el consumo de alcohol de cada persona y clasificaron el consumo bajo como una bebida por semana, el moderado seria de 14 bebidas y el alto de 14 o más por semana.

Luego, se compararon estas cifras con los índices de personas que habían tenido problemas cardiovasculares como ataques al corazón, derrames cerebrales u hospitalizaciones relacionadas.

Los resultados demostraron que los pacientes que consumían bebidas alcohólicas con moderación habían presentado un aumento de la actividad cerebral, y las resonancias magnéticas permitieron medir la actividad presente en las regiones del cerebro que están relacionadas con el estrés. Se demostró que el 15% de los participantes pasaron por un accidente cardiovascular adverso importante, y que el 17% fue con bajo consumo de alcohol y otro 13% con un consumo moderado.

Por último, Mezue explicó: «En lo que llevamos del estudio, los resultados mostraron que el vínculo entre el consumo moderado de alcohol y la reducción en los riesgos de pasar por eventos cardiovasculares está siendo mediado por la reducción de la actividad de la amígdala.»

Publicaciones relacionadas