¿Es peligroso dejar un bote gel de hidroalcohólico en el coche?

Actualmente, el gel hidroalcohólico es uno de los elementos de aseo personal más utilizados por todos junto con las mascarillas. Estos geles están hechos a base de alcohol, y es aquí justamente donde surge una pregunta: ¿Es posible que este elemento de limpieza pueda causar incendios al mantenerse en altas temperaturas como la de un coche aparcado bajo el sol?

Algunos expertos han dado su opinión, veamos que tienen para decir.

¿Realmente es posible causar un incendio?

Al estar compuesto de alcohol, ciertamente es un producto inflamable, pero también es cierto que las probabilidades son muy bajas y que requiere de algunos factores especiales, por lo que no es pueda suceder por si solo que se incendie, ya que en todo caso es necesaria una chispa para activar el proceso de autocombustión. Reinaldo Bazito, profesor del Instituto de Química de São Paulo en Brasil afirma que «Realmente no debería considerarse un riesgo el dejar las botellas pequeñas en el coche siempre y cuando queden bien cerradas y alejadas de la exposición solar directa. De todas formas, dejar una botella de 500 o 1000 ml en el salpicadero del coche donde da la luz solar directamente no es una buena idea, pero es muy poco probable que llegue a tales extremos, no es algo que se incendiara por sí solo».

El experto agregó que, para que una botella común de gel antibacterial comenzara a arder sin motivo aparente, es necesario que cuente con una fuente de ignición o alcanzar al menos 363° C, temperatura que no se alcanza en un coche expuesto al sol. Si es posible que el alcohol genere algunos vapores inflamables, pero sigue siendo necesaria una chispa o una llama para que arda.

El efecto lupa

El profesor de química de la Universidad de Orleans, Guillaume Dayma, investigador del Instituto de Combustión, Aerotermia, Reactividad y Medio Ambiente del CNRS afirma: «Si un par de lentes tuvieran un efecto lupa sobre la botella de gel antibacterial, entonces podría producirse una autoignición, pero es una causalidad muy grande y desafortunada”.

En conclusión, no es que sea imposible un incendio causado por el gel antibacterial, pero es un caso que sucede bajo circunstancias muy especiales y difíciles, aun así, teniendo en cuenta la inflamabilidad de esta sustancia en general, es mejor tener precaución y evitar dejarlo al contacto con la luz solar.