Esta es la situación actual del periodista chino que dio a conocer al mundo el Covid-19

El periodista y abogado chino, Chen Qiushi, había desaparecido desde el pasado 6 de febrero, pero hoy tenemos noticias gracias a un amigo que confirma que está bien, pero bajo vigilancia.

Chen Qiushi, quien había llegado a la ciudad de Wuhan para hacer unas pequeñas notas sobre el coronavirus al inicio de la pandemia, desapareció algunos días después de su llegada a la ciudad y al parecer, estaría bajo vigilancia estatal. “Chen, se encuentra en buenas condiciones, pero bajo el control del gobierno de Beijing”. Esta información fue suministrada por su amigo.

El amigo del periodista, Xu Xiaogong y quien es experto en artes marciales, informó en un video publicado en You Tube, que su amigo Chen aún no ha regresado a su hogar porque se encuentra bajo vigilancia.

Luego de publicar algunas fotografías de los centros médicos, sumado a la grave situación que estaban viviendo muchos pacientes, lamentablemente el joven desapareció el 6 de febrero y desde ese instante no se volvió a saber nada sobre él.

Infortunadamente, el caso de Chen no es el único. La viróloga china LI-Meng Yan, le ha tocado esconderse en Estados Unidos por miedo a que el gobierno de Beijing tome represalias, luego de sus afirmaciones sobre el origen artificial del virus en un laboratorio militar chino. Otro caso es el del oftalmólogo Li Wenliang, quien también fue castigado por la policía china después de que advirtiera a su familia y amigos que existían pacientes con síntomas de neumonía tipo Sars en el hospital donde laboraba.

El abogado del periodista Wu Quiang, declaró en una entrevista a un medio local, que Chen se encuentra en estos momentos en Qingdao, la ciudad en donde viven sus padres. “Por el momento, los dirigentes han decidido no juzgarlo y no es legal que se encuentra bajo vigilancia”, señaló el abogado.

Wu también informó que durante el período de los meses más críticos de la pandemia en China, lo que hizo el gobierno fue intentar contener el flujo de información en los diferentes medios tradicionales e incluso en los llamados “medios alternativos”, como lo era el canal de YouTube al que pertenecía el reportero Chen.