Insólito

Pensaban que estaba embarazada, pero tenía cáncer de ovarios

Los médicos estaban convencidos de que estaba embarazada, pero ella afirmaba que era imposible.

La joven se llama Riley Benado, quien tuvo un dolor de estómago bastante severo y fue llevada de urgencias al hospital más cercano. Los dolores en la parte inferior de su vientre eran insoportables. No podía realizar ni siquiera las actividades diarias más simples.

Al llegar al hospital y revisar su abdomen, los médicos le indicaron que debía hacerse una prueba de embarazo. “Pensaron que estaba embarazada del quinto mes”, afirma Riley. Y es que el vientre hinchado habría engañado a los médicos, pero la joven admitió que esto era imposible porque ella nunca había tenido relaciones sexuales.

Es así como los médicos deciden hacerle una ecografía de estómago para averiguar exactamente que era lo que tenía Riley y hallaron algo que los dejó sin palabras. La joven no estaba embarazada.

Los médicos encontraron un exceso de líquido y decidieron continuar el diagnóstico con una tomografía computarizada, revisando los ovarios y el apéndice. “Tiene cáncer de ovario” le dijeron. Los médicos encontraron una masa de unos 11 a 13 centímetros dentro de sus ovarios. La misma Riley explica que, el líquido en los ganglios linfáticos es uno de los síntomas del cáncer.

La joven afirma que ese 23 de septiembre, día que le dieron la noticia, el mundo se le derrumbó. No lo podía creer, el cáncer de ovario ya se encontraba en su etapa tres. Desde ese mismo momento, los médicos decidieron continuar con la cirugía.

Para ello, Riley realizó una campaña de recaudación de fondos. Por lo pronto se recupera satisfactoriamente y sigue luchando contra esta terrible enfermedad.