Estas son las 8 alergias más raras que existen

Foto Adobe Stock

Actualmente, las alergias son un problema bastante común, se ha calculado que en España cerca del 15% de la población padece algún tipo de alergia. Sin embargo, hay estudios que hablan de los alérgicos imaginarios, se trata de personas que están convencidas de tener algún tipo de alergia alimentaria, pero se trata de simples suposiciones que no han sido sometidas a pruebas médicas.

Por otro lado, existen algunas personas que padecen alergias bastante inusuales y de eso se trata este pequeño listado.

Alergia al agua.

Este tipo tan raro de alergia se presenta en uno de cada 23 millones de personas, y aquellos que la padecen a menudo no pueden salir de casa durante la época de lluvias. Algunos expertos dicen que la razón de esta alergia es la hipersensibilidad a los iones del agua no destilada. La joven Ashleigh Morris la padece y su contacto con el agua es muy limitado y doloroso.

Alergia a la actividad física.

Puede sonar como un simple chiste para evitar entrenar, pero se han encontrado más de 1.000 personas en el mundo que padecen AIE (anafilaxia inducida por el ejercicio) y suele ir acompañada de otras alergias preexistentes cuyos efectos se multiplican cuando se empieza a realizar cualquier esfuerzo físico. Incluso ha habido casos de hospitalización por este tipo de padecimiento.

Alergia a la luz solar.

Tener consecuencias tras estar bajo la luz solar no es algo inusual, pero hay un tipo de alergia llamada «urticaria solar», la cual es muy rara y muy pocas personas en el mundo la padecen. En este tipo de alergia, el contacto con la luz solar provoca la aparición de zonas severas muy irritadas incluso en zonas del cuerpo no afectadas directamente por la luz del sol.

Alergia a la madera.

Hay personas que son alérgicas a algunos tipos de madera o polvo de madera, y hay otras que son alérgicas a todos los tipos de madera, esta es una patología muy complicada, ya que la madera está presente en todo tipo de objetos. Dan Hill descubrió que era alérgico a la madera después de dejar su trabajo en un banco para dedicar su vida a ser carpintero.

Alergia a los dispositivos tecnológicos.

Uno de los casos más conocidos es el de Debbie Bird, una inglesa que es altamente sensible a los campos electromagnéticos extendidos por la tecnología moderna. Estos campos creados por el Wifi, los microondas, los teléfonos celulares y mucho más le causan irritaciones cutáneas dolorosas e hinchazón en los párpados. Para protegerse, Debbie tuvo que desarrollar una jaula de Faraday alrededor de su cama para poder conciliar el sueño. Este tipo de alergia es muy polémica y abre un debate que busca determinar si los campos electromagnéticos pueden llegar ser nocivos para la salud.

Alergia a la ropa interior

Esta alergia puede llegar provocar graves irritaciones en la piel. Con respecto a su causa, esta suele aparecer por culpa de los tejidos y tintes químicos usados para crear la ropa interior. Por lo general, el uso de ropa de alta calidad resuelve el problema. De hecho, en 2007, Britney Spears explicó que padecía esta alergia.

Alergia a la actividad sexual.

Algunas mujeres tienen reacciones alérgicas ante el líquido seminal de sus parejas, incluso hay casos en los que el shock anafiláctico puede provocar la muerte, de hecho, ha pasado en 100 ocasiones registradas. Aunque tiene tratamiento, se trata de un procedimiento muy complejo y que requiere de diferentes pruebas entre la pareja para reforzar el funcionamiento del sistema inmunitario.