Belleza

Estas son las consecuencias de no limpiar tus brochas de maquillaje

Cuando no lavas tus brochas, el maquillaje se acumula en ellas por semanas e incluso meses. Esto puede hacer que tus poros y glándulas se tapen, provocando la aparición de acné, manchas y el riesgo de padecer de alguna infección cutánea.

Cualquier apasionado del maquillaje sabrá sin duda lo esencial que es el uso de brochas para un maquillaje perfecto. Extender la cantidad adecuada de base de maquillaje en el rostro o distribuir uniformemente un colorete en las mejillas será una tarea menos ardua si tienes a tu lado el arsenal indispensable para difuminar, colorear y esculpir los rasgos del rostro. Sin embargo, como sabrán los amantes al maquillaje, la limpieza de las brochas es igual de importante. Al desinfectar cuidadosamente las cerdas, puedes eliminar las bacterias, los gérmenes y los hongos que podrían dañar la salud de tu piel. Por lo tanto, este es un paso esencial, que debe repetirse una vez a la semana, aunque sería mejor hacerlo después de cada uso.

Las cerdas de los pinceles, así como las esponjas de maquillaje, deben limpiarse para evitar un efecto indeseable causado por los residuos de un determinado producto. Pero eso no es todo. Una limpieza adecuada es sinónimo de higiene. No es casualidad que las bacterias dañinas, los residuos de sebo, el maquillaje y el polvo puedan esconderse en las cerdas de los cepillos. Así pues, da luz verde a los colores y tonos en el rostro que realzan tu aspecto y aumentan tu autoestima, pero sólo si se hace con criterio y cuidando tu piel.

¿Qué recomiendan los expertos?

Muchas personas conocedoras del tema han dado su punto de vista con respecto a esta situación, entre ellos encontramos a Amy-May Pointer, una microbióloga que nos explica detalladamente las razones por las que lavar las brochas de maquillaje es importante, además, nos cuenta qué tipo de bacterias podemos encontrar entre una cerda y otra. Por ejemplo: ¿Sabías que una brocha de polvo para el rostro, si no se limpia diariamente, puede contener bacterias dañinas para la belleza de nuestra piel? Así es, por eso se debe tener un correcto cuidado con la limpieza de estos instrumentos cosméticos. Al parecer estamos hablando de una bacteria muy común: Escherichia coli. Por esa razón, la mejor opción es limpiarlas luego de haberlas usado.

¿Cómo limpiar las brochas?

Solo debes tomar tus brochas y dejarlas en remojo con agua tibia. Limpia cada pincel con productos antibacterianos especiales que no generen daños a tu piel y deja secar.

Publicaciones relacionadas