Salud

Estas son las señales que te indican un mes antes que vas a sufrir un infarto

Según el informe de American Heart and Stroke Association, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son una de las principales causas de muerte alrededor de todo el mundo. Cada año, se registran más de 700.000 personas que fallecen por estas patologías y los informes dicen que más de 100.000 no se recuperan.

Pero ¿Sabías que nuestro organismo comienza a lanzar señales un mes antes de que se presente un infarto? Es importante que sepas que los infartos al miocardio generalmente son causados por un suministro insuficiente de sangre y la obstrucción de una arteria coronaria. Hoy conoceremos 8 señales o síntomas que se presentan mucho antes de un infarto y que es importante tener en cuenta para evitar su aparición.

Mareos recurrentes.

Un mal funcionamiento en la circulación sanguínea provoca la aparición de muchos mareos, los cuales no deben tomarse a la ligera. De hecho, la mala circulación que impide la llegada eficiente de sangre al cerebro puede desencadenar un gran número de otras patologías, por lo que es importante acudir con un médico.

Sensación de debilidad excesiva en todo el cuerpo.

Un mes antes de que se presente un ataque al corazón, es bastante común que aumente la sensación de debilidad en el cuerpo. Este es uno de los síntomas más notorios y se relaciona directamente con una mala circulación sanguínea. El estrechamiento de las arterias conduce a un debilitamiento en los músculos que no debe subestimarse en la prevención de un ataque al corazón.

Sudoración excesiva.

Este síntoma se presenta generalmente después de los mareos. Es un sudor frío que se nota principalmente en las manos, lo cual refleja que el cuerpo no está pasando por un buen momento. Nuevamente, esto es causado por la mala circulación sanguínea y genera una sensación de humedad, frío y malestar en todo el cuerpo. Este síntoma debe ser visto con mucho cuidado especialmente por las mujeres, ya que no se debe confundir con un sofoco, a las hormonas o a su ciclo menstrual.

Síntomas de gripe o resfriado.

Según el testimonio de muchas víctimas de un infarto, los síntomas característicos de un resfriado o una gripe aparecen un mes antes de que suceda un ataque al corazón y pueden ser buenos indicadores del estado de salud en el que nos encontramos.

Dolor en el pecho.

Si recientemente estás pasando por muchos dolores en el pecho, como opresión en la zona torácica, los brazos, los hombros o la espalda, es necesario que vayas a un médico lo más rápido posible. Este síntoma puede manifestarse con apariciones del dolor que pueden durar varios minutos y luego desaparecer.

Fatiga regular.

El otro signo muy claro para la aparición de un ataque al corazón y relacionado con la debilidad en el cuerpo es la fatiga constante. Esta es la respuesta del organismo al suministro limitado de sangre. La mayoría de las veces se caracteriza por una sensación de sobrecarga mientras el cuerpo está en movimiento y trata de generar el flujo sanguíneo necesario para la actividad que realizamos.

Pérdida del aliento.

La falta de aire puede ser uno de los indicadores más frecuentes. Al igual que con los músculos, los pulmones también necesitan oxígeno y un buen suministro de sangre. Si el pecho no obtiene la suficiente sangre, los pulmones se ven aturdidos y dificultan la respiración. Puede presentarse con mucha facilidad, basta con una caminata rápida o subir unas escaleras para notar sus efectos.

Otras señales que se deben tener en cuenta.

Por último, otros síntomas que pueden alertarte sobre la aparición de un posible infarto son signos vitales afectados como las náuseas, la indigestión, la acidez y el dolor abdominal, síntomas que no siempre deben ser atribuidos a lo que acabamos de comer. Nuestra intención no es que te conviertas en un hipocondríaco ni nada de eso, pero si queremos que seas consciente de lo que tu cuerpo te dice para cuidar tu salud cardiovascular con responsabilidad.

Publicaciones relacionadas