Salud

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si tomas demasiada agua

Tiene como nombre hiperhidratación y, al igual que la deshidratación, puede ser peligrosa. A continuación te contamos lo que le sucede a tu cuerpo cuando tomas demasiada agua.

Beber suficiente agua siempre es importante, estar deshidratado puede ser muy riesgoso, sobre todo en el caso de niños y ancianos.

Hiperhidratación: significado

La hiperhidratación sucede cuando hay un exceso de agua en el cuerpo, lo que conlleva a numerosos riesgos para la salud. En casos extremos beber demasiada agua puede llevar a un estado de hiponatremia (o hiponatremia). ¿Qué es la hiponatremia? Este es un trastorno electrolítico en el que la concentración de sodio en la sangre es demasiado baja.

Los investigadores afirman que las personas que realizan deportes de resistencia, como maratones o triatlones tienen mayor riesgo de exceder su consumo de agua.

El consejo de los expertos sigue siendo el mismo, es decir, seguir las pautas sobre hidratación: también puede beber dos litros de agua al día, pero no todos juntos. La indicación es beber con frecuencia, «esparciendo» la cantidad de agua a lo largo del día.

Por último, le recordamos que la hiperhidratación a menudo también ocurre al ingerir bebidas isotónicas (dedicadas a deportistas o consumidas en abundancia cuando hace mucho calor).

Síntomas de una hiperhidratación

Náuseas y vómitos

Una de las primeras alarmas, que indica un consumo excesivo de agua es la marcada sensación de náusea, acompañada o no de vómitos. Este tipo de condición no es tan rara y, si se la ignora, puede evolucionar hacia algo mucho más serio e incluso involucrar a las células cerebrales.

Esta situación también puede asociarse con ascitis, que es la acumulación de líquidos en la cavidad abdominal y la sensación de boca seca a pesar de haber bebido mucha agua.

Presión arterial baja y desmayos

Entre las consecuencias de la hiperhidratación, una de las más comunes es la disminución de la presión arterial. De hecho, la reducción en la concentración de sodio en la sangre corresponde a una caída significativa y repentina en la presión arterial. Todo esto, por supuesto, puede asociarse con desmayos, colapso y debilidad muscular (a veces, con la presencia de calambres reales).

Recuerde que la condición de hiponatremia ocurre cuando hay una concentración de sodio de menos de 135 mmol / L en el plasma.

Dolor de cabeza y deterioro de la memoria.

Cuando se excede con el consumo de agua, es frecuente que ocurra un dolor de cabeza inusual, persistente e incluso marcado. A menudo, este síntoma se asocia incluso con déficits de memoria más o menos importantes y estados confusos que asustan.

Este tipo de sintomatología, ya alarmante, a menudo se combina con reflejos lentos, marcada taquicardia y pérdida de sentido de orientación. La sensación percibida es la de una especie de «desconexión» cuerpo-mente.

Alucinaciones y epilepsia.

El estado de hiperhidratación e hiponatremia también puede tener consecuencias aún más graves que las mencionadas anteriormente. Por ejemplo, la acumulación excesiva de líquidos en el plasma podría provocar convulsiones epilépticas (incluso en aquellos que no padecen epilepsia) y una pérdida completa del conocimiento.

Además, en casos extremos, la hiperhidratación puede incluso conducir al coma y la muerte. Aunque, debe recordarse, estos casos límite casi siempre han ocurrido entre deportistas profesionales (la categoría con mayor riesgo de hiponatremia).

Cómo prevenir la hiperhidratación

La intoxicación por agua, de acuerdo a estudios, se produce cuando se toman grandes cantidades de agua (más de 10 litros) en unas pocas horas; En casos extremos es posible que incluso la muerte ocurra. Por lo tanto, para evitar cualquier riesgo, es recomendable no exceder los 1-1.5 litros de agua en una hora y, en general, tomar un poco de agua a la vez, distribuida durante el día.

Incluso después y durante la actividad física, la rehidratación debe realizarse gradualmente, evitando beber mucha agua en un período de tiempo concentrado. También es recomendable preferir las aguas mineralizadas o las bebidas isotónicas naturales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *