LifeStyle

Esto es lo que sucede si dejas un rollo de papel higiénico en la nevera

A pesar de que muchas personas no lo crean, a este producto se le puede dar una segunda labor no relacionada con su uso tradicional. No importa cuál sea la cantidad de papel higiénico que se vaya a emplear, puedes ponerlo en tu nevera para ayudar a refrigerar y almacenar los alimentos. Este tipo de papel se caracteriza por estar formados de una capa triple y pueden ayudarnos a solucionar algunos problemas.

A lo que nos referimos es que puedes usar el papel de baño como un agente absorbente y desodorante del sistema D que tienen las neveras. Este método poco común es muy efectivo para combatir los olores desagradables que se concentran en esta zona, también puede ser usado en el congelador para eliminar la escarcha o para absorber el exceso de humedad. En realidad, este tipo de papel ayuda a evitar el mal olor que es causado por alimentos que se han guardado durante mucho tiempo, ya que su consistencia suave y porosa absorbe las partículas de agua presentes en la atmósfera.

¿Cómo se debe utilizar el papel higiénico para obtener beneficios en la nevera?

Para aprovechar las capacidades absorbentes de este tipo de papel, solo debes colocarlo en un estante de la nevera para que comience a actuar. Con el paso de los días, verás que ya no habrá escarcha ni hielo en la parte trasera del aparato y notaras que no hay malos olores. Del mismo modo, puedes utilizar el papel higiénico como envoltorio para alimentos que tengan olores muy fuertes como el queso o los embutidos. Un aspecto que se debe tener en cuenta es que se recomienda usar el papel higiénico tradicional, aquella presentación que no tiene aroma, ya que tendrá mejores propiedades para absorber los olores internos del electrodoméstico.

Ahora, ¿Cuánto tiempo debe permanecer el papel higiénico en la nevera?

A pesar de que se recomienda poner un rollo de papel higiénico completo en los estantes de la nevera, también se puede colocar en los cajones de las verduras y otros compartimentos en los cuales se puedan desarrollar malos olores. Por si te lo preguntas, esta técnica del sistema D ayuda a mantener los alimentos frescos durante más tiempo.

Con respecto a la duración, este producto puede estar dentro de la nevera el tiempo que se demore en humedecerse por completo.

Otros métodos para eliminar eficazmente los olores de la nevera.

Además de usar los rollos de papel higiénico para absorber los olores fuertes y el exceso de humedad, existen otras alternativas que pueden ser de gran ayuda. Entre ellas encontramos:

Limón

Este ingrediente es ampliamente conocido por su capacidad para deshacerse de todo tipo de malos olores. Para utilizarlo en la nevera, solo debes cortar pequeñas rodajas de este cítrico y dejarlas en un plato en una estantería del electrodoméstico. Los alimentos cítricos son perfectos para estos casos, ya que son desodorantes y el resultado es casi instantáneo.

Bicarbonato de sodio

Sin duda es uno de los ingredientes domésticos más versátiles, ha demostrado ser tan efectivo como los rollos de papel higiénico para tratar los malos olores en el refrigerador. Con este producto absorbente y desodorizante, podrás deshacerte por completo de los olores fuertes acumulados en su interior. Para aprovechar este beneficio, solamente echa cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente abierto y déjalo en el electrodoméstico. Una vez que la nevera esté libre de olores, puedes retirar el bicarbonato.

Cáscaras de naranja o clementina

Así como el papel higiénico es efectivo para mantener libre a la nevera de los malos olores, las cáscaras de naranja o clementina son perfectas para desodorizar y perfumar este artefacto. Para ello, deja la cantidad de cáscaras que prefieras en tu nevera y sustitúyelas cada 3 días para que los malos olores y la humedad se eliminen constantemente.