LifeStyle

Estos son los curiosos hábitos tienen la Reina Isabel II, Kate Middleton y Meghan Markle a la hora de comer

Imaginemos que invitamos a comer a la reina Isabel II, Kate Middleton y Meghan Markle, cada una de las invitadas reales tienes gustos y modos de alimentación completamente diferentes, además de que la cena estaría llena de todo tipo de temas de conversación, empezando por su Majestad, la cual en sus 67 años al mando de la corona habla mucho sobre acontecimientos importantes de toda su vida o de sus aventuras secretas en la universidad con William, el punto es que las risas no van a faltar. Pero ¿Qué es lo que hace falta en una comida para satisfacer el paladar real de estas tres importantes mujeres?

Cocina tradicional para la reina Isabel II.

Lo primero a tener en cuenta es que hay dos reglas muy importantes al momento de comer con la reina: la primera es siempre dejar que la reina sea la primera en sentarse en la mesa, la segunda es empezar y terminar los alimentos al mismo ritmo que ella, ya que no se puede terminar antes o después de su comienzo.

Estos protocolos reales ya pueden ir dándonos pistas sobre los alimentos que consume Isabel II, los cuales fueron revelados por Darren McGrady en su exitoso libro “Eating Royally”. El ex chef de la corte define a la reina como una persona no muy aficionada a la cocina, sino más bien como una persona que come lo necesario para vivir, también es muy disciplinada y se fija demasiado en su figura, por lo que se tiene completamente prohibido el consumo de almidón, así que no come pasta, ni arroz, ni patatas.

El chef McGrady revela el gusto de la reina por los cócteles a base de ginebra o su pasión por el chocolate negro. Por otra parte, John Higgins declaró al National Post que, durante su trabajo en el Palacio de Buckingham, los frigoríficos siempre contenían buenas cantidades de mangos, ya que son muy pedidos por la Reina. Además, Owen Hodgson declaró al «Telegraph» que a su Majestad le encantan los asados acompañados de setas y marmite, una crema untable a base de extracto de levadura de cerveza muy común en la cocina inglesa. Por último, está absolutamente prohibido el ajo en los alimentos de la reina.

Cocina italiana para Kate Middleton.

Kate Middleton no necesita de muchos protocolos para ser feliz, de hecho, su comida favorita es la pizza. Durante una visita oficial a una escuela de Islington en Londres el pasado enero, se pudo verle muy contenta participando en la preparación de los alimentos y ha asegurado en más de una ocasión que ella misma cocina su pizza con la ayuda de sus hijos Charlotte y George, los cuales también aman este plato italiano.

Una anécdota divertida con respecto a este alimento tiene que ver con la Reina: un niño le preguntó a la Duquesa de Cambridge si a su suegra le gustaba la pizza, pregunta que la puso increíblemente en apuros, por lo que solo respondió: «Es una buena pregunta, pero no puedo responderla, la próxima vez que te vea te cuento». Como dijimos antes, su majestad no tolera los carbohidratos en la mesa, así que la respuesta seguramente sea un no. Siguiendo con Kate Middleton, a ella también le agradan las proteínas en su dieta, hace lo posible por eliminar la grasa y el azúcar, también se sabe que ha puesto en marcha dietas como la de Dukan. Por último, los pasteles frutas y la ensalada de frutas mixtas son sus postres favoritos.

Cocina americana para Meghan Markle.

Al igual que su cuñada, la duquesa de Sussex también está apegada a una dieta estricta alejada del azúcar y las grasas. La considerada mujer con los tobillos más finos de Hollywood busca mantener su esbelta figura tanto como sea posible desde la boda en blanco de Givenchy diseñada por su amiga Claire Waight Keller.

La transición a los platillos de la corte ha sido bastante natural para ella: siempre se le ha visto muy reluciente al lado de su marido Harry, al cual hizo cambiar sus hábitos alimenticios, dejando completamente el café, el alcohol y la mayoría de la carne. De hecho, este hombre de 36 años actualmente se alimenta en su mayoría de alimentos de origen vegetal durante los primeros cinco días de la semana, y durante los fines deja espacio para platillos como el pollo asado.

Aunque su alimentación es muy saludable y refinada, hay un plato al que a Meghan Markle no ha podido renunciar, se trata de las patatas fritas, de hecho, en una entrevista, declaró: «Estoy esperando ir a comer con amigos para pedir patatas fritas y poder compartirlas con todos», también se sabe que otro plato que le recuerda a su infancia son los macarrones con queso, los cuales prepara ella misma añadiendo un poco de guisantes.

Publicaciones relacionadas