Estos son los momentos de la vida en los que se gana más peso

Nuestro peso tiende a cambiar teniendo en cuenta el estilo de vida que llevamos, ya sea poco saludable o muy cuidadoso con la alimentación y el ejercicio, lo cual puede ser crucial en la aparición de determinados padecimientos o problemas de salud. Sin embargo, hay varios momentos de la vida que pueden favorecer el aumento de peso, los cuales vamos a repasar hoy.

A lo largo de los años, son muchos los factores que pueden llevarnos a aumentar nuestro peso, desde el sedentarismo excesivo, dietas poco saludables, problemas de salud como el hipotiroidismo o la amenorrea, el uso excesivo de algunos tipos de medicamentos, malos hábitos como dormir menos de 8 horas, saltarse comidas y mucho más. Sin embargo, aunque no lo creamos, hay periodos específicos en los que puede que no estemos haciendo algo negativo como tal, pero subimos de peso independientemente de los hábitos o prácticas que desempeñemos.

Recientemente esta teoría fue comprobada por un estudio realizado por la Universidad de Cambridge y sus resultados fueron publicados en la revista científica Obesity Reviews, en la cual los investigadores se centraron en estudiar diferentes aspectos de la vida de los voluntarios, los cuales permitieron determinar que los momentos más cruciales en este aspecto son el acceso a la educación superior, el paso a la paternidad y el comenzar a trabajar por primera vez.

Los cambios que representan la crianza de los hijos

Sobre este tema hay muy poco que se pueda hacer, pero lo cierto es que ser padre o madre nos hace subir de peso. De hecho, los investigadores de la Universidad de Cambridge han revisado otros diversos estudios realizados en el pasado que hablaban de los cambios en el peso de las mujeres antes y después de un embarazo, en los cuales descubrieron que las madres tienden a pesar al menos 1,3 kg más que las mujeres sin hijos después de todo el proceso de maternidad.

Pero esta no es toda la información al respecto, ya que un estudio publicado en 2015 en el American Journal of Men’s Health, aseguro que los hombres no se encuentran exentos de este tipo de cambios físicos y que la paternidad puede provocar un aumento de peso de al menos 1,5 y 2 kg. Estos aumentos se han justificado por los cambios en los hábitos y responsabilidades que supone la llegada de un recién nacido, además de la falta de sueño y de tiempo disponible para otras actividades como el ejercicio o la práctica de algún deporte, además de los cambios fisiológicos restantes en la mujer cuando ya ha pasado por el embarazo.

Ingreso a la universidad y el primer empleo

Los otros dos momentos en los que se tiende a subir de peso son la entrada a la universidad y el primer trabajo, períodos de transición que representan cambios repentinos y obligatorios en nuestros hábitos. Estos momentos de la vida suelen caracterizarse por una disminución de la actividad física y cambios negativos en la dieta, ya que muchas veces se deja de comer saludable debido al poco tiempo disponible.

En conclusión, este tipo de estudios sientan la base para aprender a identificar que momentos de la vida requieren de cuidados adicionales para evitar pasar por cambios bruscos de peso o tener que renunciar por completo a la actividad física, por lo que son útiles para mantenerse saludable y con un futuro optimista.