Estrés en los perros: 9 cosas que los cuidadores no deberían hacer

¿Cómo ayudar a un perro estresado? Hay muchos remedios que han demostrado ser útiles para ayudar a nuestras mascotas a vivir mejor y en paz. Lo primero sería dejare de hacer algunas cosas que pueden causarle estrés todos los días.

Por eso, veamos algunos comportamientos que deberíamos dejar de hacer para evitar que nuestra mascota pase por algún episodio estresante:

Entiende las señales de tu perro cuando lo abrazas.

No a todos los perros les gusta este típico comportamiento humano, muchos pueden llegar a sentirse atrapados y encerrados, por lo que es mejor ver cómo reacciona nuestro amigo de cuatro patas ante ese tipo de caricias, ya que puede que no sean de su agrado.

Los perros se estresan ante las reglas incoherentes.

A muchos animales les encantan las rutinas. Si cambias las normas de casa todo el tiempo, pueden verse confundidos y estresados al no saber que hacer realmente, así que no entenderán cómo comportarse y terminarán estresándose.

No está bien que seas confuso con las señales verbales.

Cuando se está educando a los cachorros, lo mejor es dar una sola orden para la acción que queremos que se lleve a cabo, no dos o tres diferentes para una misma acción. De lo contrario, el perro se va a confundir y comenzará a sentir estrés ante los regaños de su dueño.

El sedentarismo causa estrés en los perros.

Es importante salir a pasear al menos dos veces al día: ejercicio, paseos, movimientos y juego fuera de casa. Esto es necesario para evitar situaciones como la obesidad, enfermedades del corazón y estrés. Los perros necesitan de la actividad física tanto como los humanos y no toleran el encierro constante.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

No digas que el estrés en los perros es algo normal.

Puede que sea algo natural y hasta cotidiano para nosotros, y sin duda es algo que le diríamos a una persona si conversamos sobre el estrés. Pero, si se normaliza el estrés en un perro, le haremos entender que el estrés es algo bueno, cuando en realidad no lo es.

Está mal esperar que un perro siempre nos obedezca solo para hacernos felices.

Como todo animal, los perros son oportunistas y hacen lo que creen que es mejor para satisfacer sus necesidades. Claro que ellos nos tienen mucho afecto y harían cualquier cosa para estar con nosotros y seguir órdenes. Ten en cuenta que darles una recompensa cuando se comportan bien es una buena forma de hacerles entender que cosas son de nuestro agrado, además de ayudar a obtener mejores resultados.

Los perros se estresan cuando se les grita por comportamientos propios de ellos.

Hay que entender que todos los perros excavan, muerden por todas partes, olfatean, roban las sobras de la mesa, ladran y mucho más. Son comportamientos normales y es importante educarlos para ir abandonando algunas de estas actitudes, pero también hay que tener mucha paciencia, sin enfurecerse ni gritarles.

No mires a los ojos de un perro que no conoces.

De hecho, mirar a los perros directamente a los ojos es sinónimo de un desafío. Por lo tanto, te recomendamos evitar el contacto directo hacia los ojos de un perro desconocido para evitar que ellos se sientan amenazados.