Belleza

¿Cómo evitar estresar al pelo mientras se hace ejercicio?

Dar solución a este problema es muy sencillo, ya que solo tienes que poner en práctica unos pequeños trucos que ayudarán a que tu pelo se mantenga sano y fuerte.

Muchas veces nos damos cuenta de que nuestro pelo cambia cuando realizamos actividad física, ya sea porque se vuelve quebradizo, frágil, grasoso y sin brillo debido al sudor o a los accesorios que utilizamos para recogerlo. En ocasiones, mantenerlo organizado es una tarea complicada, y más cuando debemos ir a trabajar después del entrenamiento.

Por esa razón, hoy te contaremos cómo puedes lidiar con este problema sin causarle daño a tu pelo.

Pelo largo y deporte.

Algunas veces escogemos el peinado más rápido y cómodo. Te haces una cola alta y apretada que recoja todo tu pelo porque crees que es más práctico y piensas que no molestará durante los entrenamientos. Sin embargo, lo que no sabes es que esto hace que tu pelo se rompa y sea más débil. Asimismo, cuando lo recoges en una coleta muy apretada, el pelo tiende a pegarse mucho a la cabeza, esto hace que el sudor no pueda salir, es decir, que queda atrapado en el cuero cabelludo, lo cual impide su respiración.

Por esta razón, se recomienda escoger estilos trenzados suaves o el pelo suelto. Otra alternativa es usar un elástico más grueso y suave.

Pelo corto y deporte.

Si tu pelo es corto, olvídate de las horquillas y los clips de tu kit de belleza, puesto que tiran y quiebran el pelo. En lugar de esto, usa cintas o pañuelos con el fin de evitar que la frente entre en contacto con el sudor.

¿Cómo lavarse el pelo después de haber hecho ejercicio?

Uno de los hábitos más comunes es el lavado del pelo después de entrenar, pero muchas veces las personas abusan de los productos o el frotamiento, lo cual es malo para el cuidado del cuero cabelludo. Te recomendamos en lo posible lavarlo 2 o 3 veces a la semana dependiendo del nivel de suciedad. Solo recuerda que lavarse el pelo de la forma correcta ayudará a mantenerlo hidratado y hermoso. No olvides que el sudor al entrar en contacto con el cuero cabelludo puede generar irritación, rasquiña u otras alteraciones cutáneas.

Cloro de la piscina y el pelo.

Es cierto que los deportes acuáticos dan fin a los problemas con el sudor, pero el cloro y el agua del mar hacen que el pelo se seque y se deshidrate. Un buen truco es mojar el pelo con agua fresca antes de entrar a la piscina para que no absorba más humedad.

No olvides aplicar unas gotas de aceite de coco o argán sobre el pelo antes de mojarlo. Esto se debe a que los aceites crean una barrera protectora, disminuyendo la acción dañina del cloro y la salinidad. Al terminar las prácticas acuáticas, debes lavar tu pelo de inmediato con tus productos habituales.

Si tienes el pelo teñido, ten cuidado con el cloro que puede decolorarlo. Utiliza productos particulares para después del sol, ya que este posee efectos de decoloración parecidos a los del cloro.

¿Cómo secar y peinar el pelo luego de los entrenamientos?

Trata de que tu pelo se seque de forma natural, es decir, intenta no someterlo al calor de un secador. Pero, si tienes que usar este artefacto o cualquier otro, esparce un poco de protector térmico sobre tu pelo con el fin de crear una capa protectora y evitar que el calor lo dañe.

También es buena idea usar un peine de madera de púas anchas para cepillar tu pelo cuando esté húmedo, para que no se rompa. Si prefieres utilizar un cepillo en seco, lo mejor es usar uno con cerdas de nylon.