Salud

Estudio asegura que algunas enfermedades cerebrales comienzan 9 años antes de su diagnóstico

El cerebro es el centro de control de todo el cuerpo, controlando los pensamientos, la memoria, la comunicación y los movimientos, además de regular la función de muchos órganos. Cuando el cerebro está saludable, su funcionalidad es eficiente, es decir, rápida y automática, sin embargo, cuando este órgano presenta algún problema, los resultados en materia de proactividad pueden no ser muy positivos.

Una de las consecuencias más comunes y menos agradables es el desarrollo de enfermedades como la demencia, el Alzheimer y el Parkinson. De hecho, una investigación publicada en Alzheimers & Dementia confirma que la detección temprana de estos trastornos es posible, ya que las primeras señales de deterioro cerebral se llegan a presentar hasta 9 años antes de que el médico lo diagnostique.

El estudio consistió en el análisis del Biobanco de Reino Unido, una base de datos biomédica y un recurso de investigación que contiene datos de personas anónimas sobre genética, hábitos y salud en pacientes que se encuentran entre los 40 y 69 años, en donde los participantes mostraban deficiencias en algunas áreas cognitivas.

Las personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer comienzan a suspender las pruebas de memoria y pensamiento casi una década antes del diagnóstico. Un grupo de expertos de la Universidad de Cambridge afirman que las primeras señales podrían servir para detectar a los pacientes y poder iniciar el tratamiento antes.

El Dr. Nol Swaddiwudhipong, principal autor de la investigación dijo: «Cuando revisamos los historiales de los pacientes, quedó claro que mostraban algún tipo de deterioro cognitivo varios años antes de que sus síntomas fueran lo suficientemente evidentes como para provocar un diagnóstico. Muchas veces, las deficiencias eran muy sutiles, pero afectaba algunos aspectos de la cognición. Esto es un gran paso, ya que nos brinda la posibilidad de detectar a las personas que tengan un mayor riesgo».

El estudio, que fue publicado en la revista Alzheimer’s & Dementia, estuvo usando datos de más de medio millón de británicos entre 40 y 69 años. Los científicos examinaron la información de salud y las puntuaciones en pruebas de tiempo de reacción, memoria, resolución de problemas y fuerza de agarre.

Los resultados que se obtuvieron de estas pruebas determinaron que las personas que lograron una puntuación inferior a la media tenían más probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer o la demencia frontotemporal en los nueve años siguientes.

De igual manera, las enfermedades cerebrales, incluido el Parkinson, también eran más habituales en pacientes que tenían una salud crónica general o que habían sufrido recientemente una caída.

De acuerdo con la investigación, casi un millón de británicos padecen demencia y es la causa principal de la tasa de mortalidad en el Reino Unido.

En realidad, los pacientes no suelen ser diagnosticados hasta que los síntomas de dichas enfermedades llegan a afectar su vida diaria. Por desgracia, aún no hay tratamiento confiable, sin embargo, los expertos esperan que los ensayos con medicamentos tengan más éxito si se detecta la enfermedad antes.

El autor principal del estudio, el Dr. Tim Rittman, agregó: «Las personas no se deben preocupar en exceso si tenemos momentos en los que llegamos a olvidar algo, por ejemplo, hay muchos que no pueden recordar bien los números, se alteran y piensan que ya están enfermos, cuando no es así. Sin embargo, no está de más recomendar a todos los que se encuentren preocupados o noten que su memoria está empeorando que hablen con su médico de confianza».

Síguenos en Google Noticias