Estudio: Ellos las prefieren menores de 28 años y ellas maduros y afectivos

Un polémico estudio realizado en 12.000 hombres y mujeres de entre 25 y 40 años ha dejado mucho que pensar sobre el comportamiento masculino y femenino respecto a sus preferencias sexuales.

El grupo de científicos de la Universidad Åbo Akademi de Finlandia concluyó que los hombres dejan de ver sexualmente atractivas a las mujeres mayores de 28 años y que las mujeres prefieren a los hombres más maduros y capaces de crear lazos afectivos fuertes.

Interés sexual

Aunque no se revelaron mayores detalles de cómo se realizó esta investigación, ni cuáles fueron los parámetros para llegar a esta conclusión, el hecho es que la mayoría de los hombres encuestados afirmó tener preferencia por las mujeres menores de 28 años.

La edad ideal para ellos en una chica es de entre 23 y 28 años. ¿Y en qué basan esta preferencia? Pues en que a esa edad consideran que ellas pueden salir embarazadas y darles hijos más sanos.

¿Y qué piensan ellas?

En el caso de las mujeres, ellas buscan otra cosa. Prefieren a los hombres de su misma edad o mayores. Según los investigadores, las razones serían que un sujeto maduro puede darles más seguridad y protección a la hora de tener una familia.

Otros estudios van un poco más a fondo sobre el interés real de ellas. Un trabajo de la  Universidad del Sur de California en Estados Unidos reveló que las féminas no basan sus decisiones amorosas en el sexo o en la fertilidad. Ellas le dan más importancia a los lazos afectivos y esto varía de intensidad según su edad.

Por etapas

De acuerdo con el equipo californiano, las mujeres entre 16 y 20 años suelen escoger como pareja a los hombres más guapos y populares, sin tomar en cuenta si esta elección es una buena decisión.

Después de los 21 hasta los 28 años dejan de idealizarlos y prefieren los caballeros que las hagan sentir cómodas con su compañía y las hagan querer una estabilidad. A partir de los 29 hasta los 37 años ya no escogen por el físico, sino a alguien más maduro o mayor que quiera compartir con ellas proyectos de vida.

Después de los 38 años son más exigentes, desconfiadas y no quieren repetir patrones, sobre todo si experimentaron una decepción en el amor. Esto si están solas. Si están con su pareja, se ocupan de mejorar sus relaciones íntimas y mantener la llama encendida.

Y tú, ¿qué piensas de estas investigaciones? ¿Son acertadas o no?