Expertos rechazan la vacuna rusa contra el covid-19, ya que podría provocar efectos negativos para la salud

Este martes el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado al mundo que su país ha desarrollado la vacuna contra el coronavirus, que podría detener la pandemia que ha estado viviendo el mundo los últimos meses.

El presidente Putin afirmó en una videoconferencia con miembros de su gobierno, que esta vacuna puede generar una inmunidad duradera al virus. El nombre de la vacuna es Sputnik V (V de vacuna) que al parecer es un homenaje al primer satélite soviético lanzado en el año 1957 con el mismo nombre.

El portal oficial ruso informó que se trata de una vacuna que contiene dos vectores de adenovirus, que al parecer son los que originan los resfriados en las personas. Lo que hace la vacuna es modificar estos adenovirus para que no contengan el gen que sería el responsable de la reproducción. Esta vacuna tendría dos dosis y la segunda dosis se aplicaría a los 21 días de haberse colocado la primera.

Las razones de los investigadores para rechazar la vacuna

Según expertos e investigadores alrededor del mundo, esta vacuna podría poner en riesgo la salud de las personas que la reciban, ya que, no se han terminado los ensayos que comprobarían la seguridad y efectividad de la esperada vacuna.

Hasta el momento, Rusia no ha dado a conocer ningún estudio científico que determine las pruebas que ha realizado, y se desconocen también como se han desarrollado las fases del proceso que se deben cumplir con mucha restricción para así poder admitir y comercializar una vacuna.

Con relación a la vacuna rusa, la OMS ya se ha manifestado y ha advertido lo siguiente: «Varias vacunas se encuentran ahora en ensayos clínicos de fase tres, y todos esperamos tener varias efectivas que puedan ayudar a prevenir la infección de las personas. Sin embargo, no hay una solución inmediata en este momento y puede que nunca la haya», dijo el director de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Y es que, la vacuna rusa aún no ha completado la fase tres de los ensayos, que es el momento en el que la vacuna normalmente se aplica en miles de personas para comprobar su efectividad y efectos secundarios que pueda tener. Esta vacuna solo se ha probado en 76 voluntarios, sin ningún tipo de resultados publicados.

Para algunos expertos es muy preocupante que la vacuna Sputnik V llegue a causar alguna enfermedad grave que se podría producir cuando los anticuerpos que generan la vacuna transportan el virus a las células, luego de exponerse al virus.

Hasta que no se finalice la fase tres, no se podría tener seguridad si dicha vacuna previene o no el Covid-19 y si tuviese algunos efectos secundarios en la salud de las personas. Según informan las agencias de noticias rusas, la polémica vacuna podría finalizar la fase tres en países como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y en otros países.

El presidente de Rusia ha dicho con total seguridad que dicha vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú, es completamente segura y que incluso ya fue aplicada a una de sus hijas.