LifeStyle

Factura del gas: método infalible para ahorrar hasta un 50% mensual

Todos estaremos de acuerdo en que uno de los temas más delicados en estos días es precisamente la factura del gas, la cual ha sufrido dramáticos cambios al alza. Pues bien, para hacer frente a estos aumentos, la gente suele regular un poco su consumo, pero lo cierto es que muchos no pueden prescindir del gas, ya que es fundamental para la cocina y la calefacción.

Veamos algunos consejos valiosos que pueden marcar la diferencia y ayudarte a reducir tu factura de gas hasta un 50 por ciento:

Nuestros consejos para el hogar te permitirán actuar en todos los aspectos del hogar, desde la cocina, los radiadores, el horno, el uso de microondas y más. Todas estas herramientas son indispensables para nuestro día a día, por lo que no podemos prescindir de ellas. Sin embargo, hay que preferir otros métodos, por ejemplo: la cocción rápida

Para este tipo de cocción, lo único que debes hacer es poner a hervir el agua para cocer los alimentos, en caso de que se trate de un poco de pasta, cuando llegue al punto de ebullición, echarla y cocer a fuego fuerte durante otros 2 o 3 minutos.

Una vez transcurrido este tiempo, da una última vuelta a la pasta y cubre todo, luego espera 1 o 2 minutos más y escurre para sazonar a tu gusto. De hecho, para este tipo de cocción existen ollas especiales hechas de acero, las cuales tienen un grosor de al menos 1 cm que permite que el calor se reparta uniformemente por todas partes.

Radiadores

La gran mayoría de la gente se calienta usando radiadores. Para aquellos que tienen su sistema de calefacción conectado a la factura del gas, una forma de ahorrar sería utilizar elementos que amplifiquen la propagación del calor para que la habitación alcance antes la temperatura y se reduzca el uso de la calefacción. Sería buena idea utilizar una lámina de estaño para aplicarla detrás del radiador, esto debido a su alto poder de reflexión del calor. Otra forma de aprovechar al máximo el radiador es limpiarlo a fondo, eliminando cualquier acumulación de polvo que pueda afectar a la potencia del aparato.

Horno

El horno funciona similar a los fogones, ya que suele estar en funcionamiento para cocinar los alimentos rápidamente y sin freírlos. Muchos diseños son eléctricos, pero también hay de gas. Sea cual sea el caso, siempre es un buen hábito evitar conductas encaminadas al mal uso de los electrodomésticos:

En primer lugar, la puerta no debe abrirse continuamente para evitar la pérdida de calor, ya que el horno se verá obligado a recuperarlo, además, también es importante no excederse en el precalentamiento, puesto que este solo debe hacerse si es extremadamente necesario.

El último aspecto a tener en cuenta es el del ahorro de tiempo, por lo que si tienes que cocinar varias cosas, sería una buena idea ponerlas al mismo tiempo para optimizar el tiempo y acelerar la cocción.

Usa el horno microondas con más frecuencia

Es cierto que el microondas consumirá electricidad, pero tardará la mitad de tiempo en cocinar o calentar. Evidentemente, para cocinar ciertos alimentos en él, se necesitan recipientes especiales que sean adecuados para la temperatura y la radiación que causa su uso. Con este método, seguro ahorrarás dinero y tu factura de gas será sin duda más ligera.

Síguenos en Google Noticias