Familia compró y comió cereales con fecha de vencimiento de 1997

De Colorado viene la increíble historia que le sucedió a una familia y que en solo unas horas dio la vuelta al mundo.

La familia Carlese de Littleton, Colorado, compró una caja de cereal Quaker, sin darse cuenta de que en realidad había traído una reliquia comestible a su hogar. El paquete había expirado en febrero de 1997. Pero no fue hasta que Josiah y Anthea Carlese se sentaron a comer y deleitar este desayuno cuando se dieron cuenta de que algo estaba mal.

“Yo los empecé a comer y pensaba… saben raros, pero deben ser así”, ha declarado Josiah.

Su esposa Anthea, contò que al probarlos, revisó la caja y notó que en las letras se leía que era comestible hasta el 22 de febrero de 1997.

Anthea dijo que ella solo probó dos cucharadas antes de darse cuenta de la fecha de vencimiento, sin embargo su marido se había comido todo un plato.

“Yo le dije, Josiah… te vas a sentir muy enfermo”, dijo Anthea

Los Carlese se sorprendieron al descubrir que los granos que acababan de comprar habían expirado en 1997. Parecía imposible de creer, así que buscaron en Internet las cajas de cereales de los Quaker y descubrieron que los que estaban hoy en venta eran totalmente diferentes a los que habían comprado.

Afortunadamente para todos los involucrados, ninguna de las personas que consumió el producto resultó intoxicada. El establecimiento donde se adquirió el producto, aseguró que haría una investigación para determinar cómo había sucedido algo tan improbable.