Cocina y recetas

10 formas de comer menos y perder más peso sin riesgos para la salud

Si quieres ponerte a dieta para perder peso porque crees que tienes un par de kilos de más, averigua primero si necesitas comer menos. ¿Cómo? Analiza si estás consumiendo calorías de más sin darte cuenta, debido al hambre nerviosa, por ejemplo.

Ciertamente, no es un momento fácil de la historia. Los estudios científicos demuestran que la pandemia está haciendo mella en nuestro estado de ánimo. Nos sentimos frustrados, estresados y confundidos. Esta situación puede provocar un aumento de lo que se denomina «hambre nerviosa». Nos damos el gusto de picar mucho fuera de las comidas y, sobre todo, llenamos nuestros platos con más comida de la que deberíamos comer.

Hambre nerviosa y aumento de peso

Obviamente, esto provoca un aumento de peso. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer cuando pensamos que debemos comer menos es escuchar a nuestro cuerpo. Como señalan los psicólogos del GrupoLaberino en Hola, «para remediarlo tenemos que investigarnos a nosotros mismos. Podemos hacerlo por nuestra cuenta o con la ayuda de un profesional. Tenemos que aceptar lo que ocurre a nuestro alrededor y superarlo, para que no afecte a nuestra calidad de vida ni a nuestra dieta.»

Estas son algunas formas de combatir el hambre emocional y comer menos de forma saludable.

  1. Beber agua

Además de ser necesaria, el agua ayuda a engañar al estómago. Te hace sentir lleno y te ayuda a comer menos. De hecho, muchas veces creemos que tenemos hambre, cuando en realidad sólo tenemos sed. Así que cuando no sea la hora de comer y tengas que ir a tomar un bocadillo, bebe primero un vaso de agua y espera unos minutos. Tal vez esto calme las ganas de comer.

  1. Mantenga su mente ocupada

No te detengas en pensamientos negativos inherentes al futuro, por ejemplo, qué pasará este otoño, qué pasará con mi trabajo, etc. Ocúpate del presente y de las actividades que sean divertidas y requieran concentración. Por ejemplo, la pintura. No es necesario ponerse delante de un lienzo. Puedes comprar mandalas para colorear. Te enganchan y son relajantes. Y evitarán un viaje a la nevera.

  1. No te pases con el café

Tomar demasiadas bebidas estimulantes como el café o el té para «engañar» al hambre no es una buena idea. Y, por supuesto, fumar para no comer tampoco es un hábito saludable. Estos «remedios» te harán sentir más nervioso, por lo que tus niveles de ansiedad aumentarán y acabarás comiendo más.

  1. Practica cualquier deporte que te mantenga motivado

Aunque sea un simple paseo. Ponte en movimiento, es muy eficaz para reducir la ansiedad. Además, mientras haces ejercicio, estarás alejado de la cocina y quemarás calorías, reduciéndolas así de tu ingesta diaria. Los expertos recomiendan al menos 40 minutos de actividad física al día.

  1. Confiar en las infusiones

Tila, melisa, azahar, valeriana… son infusiones que llenan el estómago, relajan y ayudan a calmar el hambre nerviosa. También puedes elegir el rooibos, un tipo de té que no contiene cafeína.

  1. Meditar contra los picos de estrés

La meditación o el mindfulness han demostrado ser técnicas de relajación muy eficaces para quienes sufren de ansiedad. Si practicas una de estas disciplinas con regularidad, tu deseo de llevarte siempre algo a la boca disminuirá.

  1. No renuncies al yogur

Algunos estudios sugieren que el yogur ayuda a perder peso. Quizá por sí solo no te haga perder peso, pero es cierto que si eliges un yogur bajo en grasa y sin azúcares añadidos, te ayudará a sentirte lleno con pocas calorías. También ayuda a proteger tu flora intestinal y te hará sentir mejor.

  1. Cuidado con los aperitivos

Si tuviéramos una calculadora que nos dijera automáticamente cuántas calorías extra, y a veces vacías, estamos consumiendo a través de tentempiés que realmente no necesitamos, nos sorprenderíamos. El hambre emocional, como señalan los expertos, está estrechamente relacionado con el consumo de alimentos azucarados. Lo mejor es optar por opciones más saludables como los frutos secos, el yogur natural, las frutas o las verduras de temporada.

  1. Comer proteínas

Los alimentos ricos en proteínas te ayudan a sentirte lleno. Así que, si eres de los que comen a todas horas, haz este pequeño cambio: haz más comidas al día, por ejemplo 6 en lugar de 5. Pero que sean de calidad y saludables. Y lo más importante, introducir proteínas. Por ejemplo, entre las comidas principales, come yogur natural, huevos, queso bajo en grasa.

  1. Contactar con un especialista

Si incluso con estos consejos y esfuerzos no puedes controlar el hambre emocional, no dudes en consultar a un especialista. Le ayudará a descubrir la causa de este malestar para que pueda controlarlo y acabar con el hambre emocional de una vez por todas.

También puedes leer: ¿Cuánto ejercicio hay que hacer para mantenerse en forma y saludable?

Publicaciones relacionadas