En Francia cada vez menos mujeres usan sujetadores después del confinamiento

brasier

Las mujeres en Francia están abandonando sus sostenes después del confinamiento en cifras récord, según una investigación realizada por la organización de encuestas Ifop para Xcams. La tendencia es particularmente pronunciada en las mujeres más jóvenes, ya que una de cada seis mujeres menores de 25 años nunca lleva sostén.

Un aumento de cuatro veces antes del cierre (4%). El fenómeno no sólo afecta a este grupo de edad: con el cierre, el porcentaje total de mujeres que han dejado de usar un sostén ha aumentado del 3% al 7%.

Francia, las mujeres rechazan el sostén

Esto parece ser una consecuencia indirecta de la pandemia; muchas mujeres se acostumbraron a la comodidad de no llevar sostén cuando estaban confinadas en sus casas durante el bloqueo y ahora deciden abandonar la tendencia para siempre.

Un estudio similar realizado antes del bloqueo mostró que sólo el 4% de las mujeres francesas menores de 25 años regularmente iban sin sostén. En todos los grupos de edad entrevistados en la encuesta de 3.108 personas para el estudio del Ifop sobre género, sexualidad y salud sexual, el 7% de las mujeres francesas dijeron que nunca usaron un sostén, en comparación con el 3% antes del bloqueo.

Una de las principales razones para seguir usando un sostén era el miedo al acoso o a los ataques en la calle, aunque entre las encuestadas más jóvenes muchas sentían que su rechazo al sostén en sí era un acto feminista. El 32% estuvo de acuerdo en que su elección fue en parte motivada por el deseo de luchar contra la sexualización del seno femenino.

Esto también se refleja en los siguientes porcentajes: el 55% de las mujeres menores de 25 años dijeron que habían sido objeto de miradas desagradables debido a sus pechos, el 40% también informó de comentarios embarazosos o insultos sexistas. Una cuarta parte de las encuestadas también dijeron que habían sido manoseadas sin consentimiento.

También puedes leer: COVID-19: las personas tienen más probabilidades de contraer el virus en casa