Belleza

¿Con qué frecuencia se debe lavar el sujetador? La palabra de los expertos!

Este artículo puede resultar desconcertante para muchos de ustedes, pero los expertos han publicado información sobre la frecuencia con la que se debe lavar el sujetador.

Volvamos a hablar de una de las prendas más íntimas de las mujeres, y después de habernos preguntado si llevar sujetador por la noche es malo para nuestra salud, descubramos de la mano de los expertos «cada cuánto» hay que lavar esta prenda intima.

¿Con qué frecuencia se debe lavar un sujetador?

Los resultados de este estudio pueden sorprender a los fanáticos de la limpieza, pero proceden de las opiniones de expertos textiles como Lexie Sachs, analista de productos del Laboratorio Textil del Instituto Good Housekeeping. Así que entremos en detalles:

Los expertos recomiendan lavarla una vez cada 10 días, ya que de lo contrario se corre el riesgo de dañarla y hacer que pierda elasticidad, lo cual es esencial para proporcionar el apoyo adecuado.

A no ser que se sudes mucho, se aconseja llevarlo tres o cuatro veces antes de lavarlo. Esto también depende del nivel de actividad física de la persona.

Evidentemente, el sujetador deportivo que se usa a diario necesitará lavados más frecuentes que el balconette de encaje o bustier que pasan más tiempo en el fondo del cajón.

Debes tener varios sujetadores y usarlos de forma rotativa para evitar que el elástico se dañe con el tiempo. Llevar el mismo sujetador dos días seguidos no es un problema, pero el consejo es cambiarlos casi a diario.

Quitárselo por la noche permite que el sujetador recupere su forma y elasticidad.

Consejos para un lavado óptimo:

Comprueba siempre la etiqueta si necesitas utilizar la lavadora, elije el ciclo más delicado y un detergente suave si es posible.

Utiliza una bolsa de malla especial para mantener el sujetador en su sitio y evitar que se retuerza en la lavadora. Evitar la secadora, ya que el calor puede dañar el tejido y deformarlo.

Guarda tu sujetador correctamente, doblándolo de forma similar a como se guarda en las estanterías de las tiendas de lencería, no los aplastes hasta convertirlos en bolas enmarañadas!