Goma de mascar: ¿Qué efectos produce en nuestro organismo?

La goma de mascar ha demostrado tener varios aspectos positivos si se consume debidamente. Lo más importante es no masticarla durante mucho tiempo y ser consciente de los efectos negativos cuando se consume en exceso, los cuales vamos a ver a continuación.

El chicle puede parecer un dulce inofensivo, sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que sus efectos negativos dependen estrictamente de la frecuencia con la que se consuma y nuestros hábitos diarios de higiene oral. Ten en cuenta que es muy importante entender lo que está sucediendo en tu cuerpo cuando consumes distintos tipos de dulces o alimentos, especialmente porque muchas veces se recurre a los chicles para aliviar el estrés, el hambre o por simple costumbre.

En general, no se ha determinado que exista una contraindicación por la que se deba considerar a la goma de mascar como nociva si nos lavamos los dientes después de masticarla. Por lo tanto, una buena higiene oral es el mejor método de prevención para evitar que su consumo se convierta en un problema.

De hecho, se ha demostrado que su sabor dulce y textura suave pueden llevar a ser adictivos. Por eso, hoy veremos cuáles son las ventajas y desventajas de consumir goma de mascar.

Primero, conozcamos las ventajas de mascar chicle o goma de mascar.

Ayuda a mantenerse concentrado

El chicle tiene una influencia directa en los niveles de cortisol presentes en la saliva. Esta hormona es responsable del estrés y se ha demostrado que sus niveles pueden bajar al menos un 16% mientras se mastica chicle. Al reducir los niveles de estrés, la mente se relaja y se tiene una mayor capacidad de concentración.

Adiós a la acidez estomacal

El chicle, en primer lugar aumenta la producción de saliva, y esto significa que tanto los alimentos sólidos como los líquidos pasan con más facilidad a través del esófago. Esto ayuda a neutralizar los ácidos que se encuentran en esta zona. Los chicles con sabor a menta, mentol o eucalipto son los más recomendados para este fin, debido a que las gomas de mascar con sabor a frutas pueden ser desagradables y causar malestar estomacal.

Disminuye la sensación de apetito

Estar masticando chicle puede ayudar a «confundir al estómago» para evitar comer cuando aún no es hora de una comida principal, especialmente para evitar todos aquellos alimentos que no son nutritivos como los dulces o las bebidas gaseosas.

Destapa los oídos.

Muchas personas que viajan recurren a las gomas de mascar durante el trayecto, especialmente si habrá cambios de altitud. Esto se hace porque los cambios de presión por viajar más alto o más bajo hacen que las presiones de los oídos varíen y a veces se tapen, pero masticar chicles hace que las estructuras que conforman al cráneo se muevan, lo que ayuda a que este problema se solucione con rapidez.

Desventajas del consumo de chicle.

El exceso de azúcar puede causar un aumento de peso

Como la mayoría de dulces, los chicles contienen azúcar refinada, aditivos y otros químicos para conseguir su muy reconocida textura. Esto lo convierte en un producto poco saludable que si se consume con frecuencia puede aumentar el deseo de comer alimentos poco saludables y el aumento de peso.

El chicle puede ser un laxante peligroso

La goma de mascar sin azúcar contiene sorbitol, una sustancia laxante que al ser ingerida excesivamente tiene consecuencias como diarrea crónica y dolor de estómago.

El exceso puede causar dolor mandibular

Masticar gomas de mascar con demasiada fuerza o demasiado tiempo podría causar serios dolores en la mandíbula. Esto sucede porque las articulaciones temporomandibulares se ven atrofiadas ante la fuerza y la constancia de las mordidas.

Es fuente de caries, sarro y otros problemas bucales

El azúcar presente en la mayoría de chicles se queda fijado en los dientes, esto lleva a la acumulación de bacterias en la boca, potenciando la formación de caries y otras patologías bucales. Este es el principal motivo por el que se desaconseja consumirla con regularidad. Muchos expertos aconsejan cepillarse los dientes después de terminar de masticar el chicle para eliminar los restos de azúcar pegados a los dientes.

En conclusión, está claro que masticar chicles representa varias ventajas a las que se le puede sacar mucho provecho, pero es muy importante no consumirlo en exceso y cepillar los dientes una vez hayamos terminado con su consumo para evitar que pueda llegar a ser perjudicial para la salud.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address