Grasa abdominal: 6 alimentos para perder peso

Una alimentación sana y un estilo de vida activo son los dos factores más importantes que hay que tener en cuenta cuando se quiere perder grasa en la barriga. Numerosos estudios han demostrado que ciertos nutrientes, cuando se incluyen en una dieta equilibrada, tienen un impacto en el apetito y nos permiten perder peso y grasa en la barriga de manera más eficaz y segura, especialmente cuando se combinan con un estilo de vida activo. En concreto, según los expertos, los alimentos ricos en proteínas y fibra son especialmente útiles para el control del peso.

Un estudio encontró que algunos alimentos – incluyendo frutas, vegetales, nueces, granos enteros y yogurt – están estrechamente relacionados con la pérdida de peso. En el mismo estudio, se encontró que las patatas fritas, las bebidas azucaradas, la carne roja y la carne procesada estaban asociadas con el aumento de peso. Basándose en estos resultados, parece casi trivial sugerir que se limite la ingesta de alimentos fritos, alimentos con azúcar añadida, carnes con alto contenido de grasa y alimentos procesados, especialmente cuando el objetivo es perder grasa en la barriga. Veamos cuáles son los 6 alimentos más efectivos para perder grasa en la barriga y por qué. Recordemos que, aunque la nutrición es fundamental, la actividad física también es importante para perder peso de forma saludable.

Las legumbres:

Frijoles, garbanzos, lentejas y guisantes pueden afectar a la pérdida de peso ya que aumentan la sensación de saciedad debido a su alto contenido de fibra y proteínas. Específicamente, las legumbres contienen fibras solubles que ayudan a retardar la digestión y la absorción de los alimentos. Además, el consumo de proteínas lleva a la liberación de hormonas que activan la señal de saciedad. Algunos estudios han analizado el efecto del consumo de legumbres en la pérdida de peso. Las dietas para adelgazar que incluían legumbres dieron lugar a una pérdida de peso significativamente mayor que las dietas que no incluían legumbres.

Huevos:

Los huevos promueven la pérdida de peso. En un pequeño estudio de 21 individuos, los investigadores compararon los efectos de comer huevos o comer un panecillo en el desayuno sobre la ingesta de alimentos y el apetito. También observaron los niveles de azúcar en la sangre, la insulina y la grelina, también conocida como la hormona del hambre. Descubrieron que los que habían desayunado huevos habían comido mucho menos durante la siguiente comida y en las siguientes 24 horas que los que habían desayunado panecillos. Además, los que comieron huevos reportaron sentirse menos hambrientos y más satisfechos hasta 3 horas después del desayuno, en comparación con los que comieron panecillos. Finalmente, después del desayuno, el grupo que siguió la dieta de huevos tuvo menos cambios en los niveles de azúcar e insulina en la sangre y niveles más bajos de grelina que el grupo de los panecillos.

Aguacate:

El aguacate proporciona fibras y grasas beneficiosas y puede ayudarte a perder peso. Un estudio en adultos sugirió que las personas que consumían aguacate pesaban significativamente menos y tenían un índice de masa corporal más bajo que las que no lo hacían. Además, las personas que comían aguacate tendían a comer más fruta, verdura y fibra que las que no lo hacían. Además, las personas que consumían aguacate en general tenían una dieta más saludable y consumían menos azúcar añadida que las que no lo hacían.

Nueces:

En un estudio sobre mujeres con sobrepeso y obesidad se comparó una dieta de adelgazamiento integrada con 50 gramos (g) de almendras al día con una dieta de adelgazamiento que no incluía frutos secos. Después de 3 meses, las mujeres que consumieron almendras perdieron significativamente más peso que las mujeres cuya dieta no incluía frutas secas. Específicamente, las mujeres que consumieron almendras tuvieron una reducción de la grasa del vientre y menores niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Probablemente, los frutos secos como las nueces y las almendras afectan a la pérdida de peso debido a su alto contenido en proteínas y fibras. También contienen grasas saludables para el corazón y otros nutrientes beneficiosos.

Verduras crucíferas:

Las verduras crucíferas como el brócoli, la coliflor, la col, las espinacas y las coles de Bruselas contienen mucha fibra que, como ya se ha mencionado, puede ser útil para la pérdida de peso. Una porción de coles de Bruselas cocidas proporciona 6 g de fibra, lo que representa el 24% del valor diario de la fibra.

Bayas: La fibra se ha relacionado con el control de peso y las bayas son muy ricas en fibra. Una taza de frambuesas o moras proporciona 8 g de fibra. Las bayas también son muy sabrosas y pueden añadirse a muchos alimentos, como el yogur o las ensaladas.