Grave brote de covid-19 en China: nuevo cierre, dramáticas sospechas tras el no de la OMS a Wuhan

Shijiazhuang, la capital de la provincia de Hubei con una población de alrededor de 11 millones de habitantes, ha vuelto oficialmente al encierro. La decisión del régimen chino se produjo en respuesta a unos 200 casos de Covid detectados en los dos últimos días: aunque se trata de un número reducido, es el principal brote detectado después de muchos meses tranquilos en China. Se han bloqueado los enlaces ferroviarios y de carretera dentro de la provincia y con la capital, a unos 300 kilómetros de distancia.

Xi Jinping no quiere correr ningún riesgo, sobre todo después de haber declarado la victoria sobre la epidemia el 31 de diciembre, cuando la prensa del régimen insistió en destacar la desastrosa gestión de la emergencia sanitaria por parte de los Estados Unidos y Europa en general.

En el fondo, queda el asunto de los investigadores de la OMS que fueron bloqueados en el último minuto por Pekín, que no les concedió visados de entrada: se suponía que los diez científicos se iban a marchar en unos días, pero todo se vino abajo a pesar de un año de negociaciones con la OMS, que de hecho dijo estar muy decepcionado por esta situación. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China, por otra parte, restó importancia al asunto, alegando que se trataba de «malentendidos debidos a los nuevos brotes descubiertos en China».

También puedes leer: Un misterioso síndrome está afectando a algunos niños después del Covid: estas son las hipótesis que se están estudiando