LifeStyle

¿Guardas los tomates en la nevera? Esto es para ti

Sabías que el frío mata el sabor de esta fruta. Y existe una razón científica.

Un estudio de la Universidad de Florida en Gainesville ha demostrado que después de 7 días en la nevera a 5°C, ciertas frutas pierden algunas sustancias que producen su aroma. Estas mismas frutas fueron dejadas a temperatura ambiente durante tres días, las sustancias se dañaron y una prueba de sabor realizada a 76 personas confirmó que no eran tan buenos como los frescos. Si se guardan durante mucho tiempo los tomates en la nevera, la piel se vuelve brillante y son insípidos en el paladar. Todo por las bajas temperaturas. Por debajo de los 12 grados, se destruyen las enzimas que dan al tomate su sabor característico.

El consejo, por lo tanto, si se compran en el supermercado como si los cultiva en casa, es almacenar siempre los tomates a temperatura ambiente y consumirlos dentro de la semana siguiente a su compra. El tomate, sin embargo, no es el único alimento que sufre de bajas temperaturas.

Basta pensar en el ajo, que en el frigorífico se vuelve gomoso y germina rápidamente, pero también en la miel, que corre el riesgo de oxidarse antes de tiempo, o en la albahaca, que se marchita fácilmente y pierde su delicioso aroma. Igualmente, las patatas se vuelven dulces y se pueden pudrir, las cebollas liberan gas y humedad y por último el café, que absorberá el olor de todos los demás alimentos presentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.