Hábitos alimentarios para mantener bajo control la piel atópica

Comer los alimentos adecuados puede ayudar a aliviar las molestias cutáneas atópicas como el picor, la sequedad y la tendencia a desarrollar infecciones: ¿Sabes cuáles son?.

La dermatitis atópica es una afección de la piel que se caracteriza fundamentalmente por la sequedad de esta, lo que conlleva a su escamación e irritación y provoca síntomas molestos como el picor. Por lo regular se inicia en la infancia y se vuelve más sensible ante los cambios de temperatura.

Se trata de una enfermedad que afecta todo el cuerpo, pero en especial la cara. Puede ser producida por alguna infección derivada de virus, hongos o bacterias. Los principales síntomas son: descamación en la piel, enrojecimiento, ampollas, costras y, desde luego, un picor muy fuerte que puede llegar a ser desesperante. Las personas que padecen este problema pueden sufrir problemas de estrés, dificultad para descansar e incluso tener una baja autoestima.

Para mantenerse saludable, la piel necesita el aporte continuo de ciertas vitaminas, especialmente las que pertenecen al complejo de Vitamina D.

Vitamina D

Muchos estudios han podido demostrar la relación que existe entre la falta de vitamina D y la aparición de los problemas de piel atópica.

La vitamina D se puede obtener de ciertos alimentos como el salmón, bacalao, aceite de hígado de bacalao, arenques, carne, huevos y hongos (fuente de vitamina D2). También de alimentos fortificados con vitamina D3, como la leche, queso, etc. La única fuente vegetal de vitamina D que se conoce se encuentra en los hongos.

Debemos tener en cuenta que nuestro organismo puede producir vitamina D de manera natural gracias a la exposición solar. Asimismo, pueden ser de gran ayuda los suplementos de vitamina D, que además de ayudar a los problemas de piel, también fortalecen nuestros huesos.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Los mismos estudios también han demostrado que el zinc puede ser excelente en el tratamiento de este tipo de patologías, que muy a menudo se desarrollan en personas con piel con tendencia atópica.

Zinc

Este mineral vital para el organismo puede favorecer en gran medida en el tratamiento de este tipo de afecciones en la piel.

Lo podemos encontrar en alimentos como pescado, frutos secos, huevos, leche, cacao, champiñones y semillas como girasol, sésamo o calabazas. Pero se debe tener especial cuidado con algunos de estos alimentos, debido a que su alto contenido calórico, podría favorecer al aumento de peso.

Los suplementos de zinc pueden ser un gran sustituto para mejorar en gran parte la salud de la piel y la calidad del sueño que, entre otras cosas, dormir bien contribuye a que la piel luzca más saludable y fresca todos los días.

Seguir un ritual de relajación antes de irse a dormir también puede ayudar a combatir las causas psicosomáticas que a menudo subyacen a la dermatitis atópica, como el  estrés, el nerviosismo y la ansiedad.