Hernia de hiato: causas, síntomas y tratamientos

La edad, la obesidad, el embarazo y una predisposición genética suelen estar detrás de este problema, que es muy habitual entre la población.

La hernia de hiato o hernia hiatal es una enfermedad que afecta el funcionamiento del sistema digestivo, y que tiene lugar cuando la parte superior del estómago asciende hacia el tórax a través de la pequeña abertura que existe en el diafragma. Éste es un músculo que separa la zona torácica del abdomen.

Generalmente, este problema se presenta en personas mayores de 50 años. Es una afectación que si no se trata de manera adecuada podría causar graves consecuencias, incluso puede llegar a requerir cirugía.

Síntomas de la hernia de hiato

En muchas ocasiones esta enfermedad no presenta síntomas, pero en otros casos sí se pueden presentar y son muy variados. De hecho, se puede manifestar con los mismos síntomas que el reflujo gastroesofágico, ya que  la enfermedad se presenta debido al daño causado por el ácido gástrico en las paredes del esófago y el estómago.

Sus síntomas más comunes son:

  • Halitosis
  • Sensación de sabor amargo en la boca
  • Eructar con frecuencia
  • Hinchazón en el abdomen
  • Salivación frecuente y abundante
  • Subida al esófago de los alimentos ingeridos y de jugos gástricos

Si no se maneja debidamente, con el pasar del tiempo puede empeorar el problema y presentar molestias como nauseas, dificultad para tragar, ronquera, o acidez crónica. En los casos más graves, se puede presentar dificultad para respirar y la formación de úlceras gástricas, lo que podría ocasionar la aparición de un tumor en el esófago.

Tipos de hernia de hiato.

Cuando aparecen este tipo de hernias, se ven comprometidas las funciones digestivas normales. Estas son los tres tipos de hernia de hiato que se conocen:

  • Hernia de hiato deslizante: es el tipo más frecuente de hernia de hiato, y aparecen como consecuencia del sobrepeso severo o la obesidad.
  • Hernia de rotación: este es el tipo de hernia más peligroso, ya que podría provocar una reducción del estómago y producir la falta de suministro de sangre.
  • Hernia de hiato mixta: este tipo de hernia deduce la combinación de las características de las hernias deslizante y rotación.

Tratamiento:

Hasta el momento, no existe ningún medicamento para el tratamiento de esta enfermedad ni para restablecer el estómago a su lugar correspondiente, puesto que la realización de la cirugía se debe llevar a cabo solo en casos de una complicación severa de los síntomas.

Los especialistas acostumbran a recetar medicamentos como los llamados inhibidores de la bomba de protones, quienes funcionan como bloqueadores de los ácidos gástricos, permitiendo que los tejidos del esófago y el estómago puedan repararse. Los principales son el omeprazol y el pantoprazol.

Cuando existe un nivel bajo de la gravedad de esta enfermedad, se pueden comprar algunos productos de venta libre, los cuales son compuestos por sustancias como hidróxido de aluminio o bicarbonato de sodio. Pero se debe tener mucho cuidado de no exceder su consumo, ya que estos podrían tener efectos secundarios que causarían un daño en la actividad intestinal.