Cocina Recetas

Hojas de laurel: utilizalas de esta manera y no te arrepentirás

Se podría afirmar que el laurel es uno de los condimentos más conocidos por todo el mundo después del ajo. A continuación, te contaremos algunos de sus usos que probablemente no conozcas.

Desde la antigüedad, el laurel ha sido asociado con la victoria, puesto que su nombre científico es «Laurus nobilis», que tiene como significado en latín “famoso”. Hablando más de historia, en la antigua Roma los hombres ganadores eran adornados con coronas fabricadas con laurel. Por esta razón, en donde se ve a Julio César, vemos una corona hecha de laurel.

Esta planta crece en lugares húmedos y sombríos, incluso florece de forma silvestre en todo el mediterráneo. Aunque su contribución a los platos culinarios no fue tenida en cuenta de inmediato, fue introduciéndose en los platillos del periodo helenístico, cuando se santificó su increíble aroma al relacionarlo con los dioses del olimpo, en especial al Dios de las artes, la poesía y el oráculo, Apolo.

En la actualidad, este condimento es necesario en nuestros hogares, ya que brinda un sabor más agradable a las comidas, perfuma los adobos, los asados, los guisos y muchos platillos más. Además, proporciona un mejor sabor a nuestros alimentos luego de un largo tiempo en la estufa o a maceración, lo cual nos permite degustar de toda su exquisitez.

Cuenta con unos increíbles beneficios que no todos conocemos.

Usar el laurel en nuestras cocinas no es difícil, pero debemos tener en cuenta algunos factores para sacarle completamente su potencial. El sabor y aroma de las hojas de laurel frescas no es el mismo que cuando están secas. Por ello, es importante dejar que se sequen bien o solo ir a comprarlo seco, ahorrándonos tiempo y esfuerzos.

La mejor forma de aprovechar su olor es hacer recetas que tengan una cocción lenta, dado que es importante dejar que se cocine por un buen tiempo para que aporte más sabor al platillo. Este condimento se emplea para cocinar todo tipo de comidas. Para que el sabor se esparza, las hojas se pueden picar o simplemente dejarlas enteras. Además, antes de consumir el plato, es recomendable sacar las hojas restantes, ya que estas conservan un sabor desagradable al ser muy intenso y potente.

Es un increíble ingrediente en la medicina.

Además de su uso en la cocina, el laurel ha tenido un rol importante en el aspecto medicinal, aún más con todo lo relacionado con el funcionamiento del aparato digestivo. Consumirlo antes de las comidas ayuda a abrir el apetito e ingerirlo después ayuda con la digestión, disminuyendo la formación de gases.

Por último, se ha demostrado que este condimento e ingrediente medicinal es rico en vitamina C y B6, también cuenta con una acción bactericida, diurética y antioxidante. Igualmente, contiene muchos minerales como fósforo, manganeso, magnesio, calcio y potasio, por lo que su consumo es altamente recomendado por los expertos.

Publicaciones relacionadas