Hombre cava un túnel para espiar a su exmujer, pero queda atrapado 24 horas

La historia sucedió en el estado de Sonora, México, en donde la historia de amor comenzó hace 14 años.

Griselda Santillán, de 58 años y su exmarido César Arnoldo, se divorciaron hace bastante tiempo, pero al parecer el hombre no lo ha podido superar, por lo que consideró oportuno espiarla cavando un túnel, pero desgraciadamente fue algo contraproducente que casi lo lleva a la muerte.

Después de 14 años de matrimonio, acompañados de peleas constantes, celos y maltrato, la mujer tomó la decisión de divorciarse. Pero fue algo que el hombre no estaba dispuesto a aceptar, por lo que no pretendía dejar sola a su exesposa.

La mujer no tenía conocimiento de lo que César estaba tratando de hacer. El hombre consideró que era una muy buena idea cavar un túnel para poder espiarla, pero fue un plan que salió completamente mal y que casi termina en tragedia.

César Arnoldo, se arriesgó a perder la vida en un túnel que había construido y que cavó para poder comprobar todo lo que hacía su exmujer. El hombre de 50 años estuvo atrapado durante 24 horas.

El descubrimiento se hizo cuando la mujer comenzó a escuchar algunos ruidos extraños provenientes de la parte baja de la casa, pero no investigó, hasta que comenzó a escuchar gritos y chillidos.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Griselda, llamó a un vecino y juntos encontraron tierra suelta, palas, una botella de agua vacía. Cuando se acercó a ese agujero, reconoció la voz del hombre que había quedado atrapado dentro. ¡Era su exmarido, César Arnoldo Gómez!

La mujer llamó inmediatamente al servicio de emergencias y a la policía, ya que César tenía una orden de restricción y no podía seguir allí. Al llegar los bomberos y paramédicos pudieron salvarle la vida. Estaba completamente deshidratado.

Arnoldo podría haber perdido la vida asfixiándose en ese túnel, de no haber sido por la exmujer que lo salvó justo a tiempo. El hombre estaba obsesionado con ella y creía que tenía otro hombre. Pero había ido demasiado lejos y pagó las consecuencias. Poco antes en Facebook había escrito:

Eres lo mejor de mi vida. Nunca dejaré de amarte.

El juez decidió que tendrá que pasar tres meses en prisión por violar la restricción impuesta.